Maximiliano Maciel, de 35 años, se encuentra detenido y su situación procesal es compleja. Tanto él, como su familia, amigos y compañeros del fútbol, esperan que "todo se aclare pronto".

Maximiliano Maciel es uno de esos futbolistas a los que se pude catalogar como un "laburante del Ascenso", desde hace muchos años ha vestido distintas camisetas en equipos de la Primera "C" y "D", destacándose por sus dotes de delantero y goleador.

Hasta mediados del pasado mes de julio, repartía sus horas entre su trabajo en un kiosco, ubicado en las inmediaciones de la estación ferroviaria de Carapachay, más los entrenamientos y los partidos con el plantel de Sportivo Barracas, hasta que se vio involucrado en un hecho policial y quedó detenido, acusado de haber participado en un robo en el partido de San Martín.

El jugador, de 35 años, se encuentra detenido y si bien clama por su inocencia, su situación procesal es compleja. Tanto él, como su familia, amigos y compañeros del fútbol, esperan que "todo se aclare pronto", pero mientras tanto continúa privado de la libertad, involucrado en una causa donde ya fue imputado.

"Maxi no tiene nada que ver con todo esto, cuando ocurrió ese asalto estaba trabajando en el kiosco, en Carapachay, pero ese día, al llegar a la casa de su madre aparecieron varios patrulleros y se lo llevaron. Desde entonces, lo acusan sin pruebas y está preso", indicaron quienes sostienen que debe ser desvinculado de este confuso episodio.

Maciel, quien tiene casi 300 partidos disputados en el ascenso y 94 goles convertidos en su larga trayectoria, está alojado en un calabozo de la comisaría 8va. de San Martín, cuando fue aprehendido el último 13 de julio, junto a un joven, durante un procedimiento concretado en la calle Bouchard al 3700 de la localidad de Villa Concepción, desplegado a partir de la sustracción de un vehículo. Sin antecedentes penales, ahora aparece imputado en un expediente, caratulado como "robo calificado, resistencia a la autoridad y encubrimiento".

Según trascendió, cuatro sujetos cometieron un asalto y huyeron en un Honda Fit que robaron, que luego comenzó a ser perseguido por personal policial hasta que se perdió el rastro en cercanías del asentamiento Villa La Rana, en Villa Ballester, aunque luego el vehículo fue localizado, abandonado en una esquina.

En ese contexto, se estableció que otros miembros de la banda se movilizarían en un Chevrolet Corsa y que ingresaron a un domicilio de Villa Concepción, pero cuando escaparon fueron sorprendidos por los efectivos y aunque pretendieron escapar, dos jóvenes resultaron detenidos. Uno de ellos, de acuerdo a lo indicado, es Gabriel Maximiliano Maciel.

De acuerdo a lo que pudo avriguarse, a pesar de todo lo relatado que lo complica judicialmente, el futbolista de Sportivo Barracas y ex UAI-Urquiza, Atlas, Deportivo Paraguayo, Juventud Unida, Cañuelas, Yupanqui, Victoriano Arenas y Central Ballester, entre otros equipos, sostiene que es inocente, que tiene forma de demostrar que lo capturaron en ese operativo cuando buscaban a quienes habían cometido un asalto y por lo tanto, se está pidiendo que "aquellos testigos que ese día lo vieron trabajando en su kiosco se acerquen a declarar, así se pude aclarar todo, que esto fue un error y terminar con esta pesadilla".

Algunas personas allegadas a los clubes donde Maxi Maciel dejó un gran recuerdo (tales como San Martín de Burzaco y Leandro N. Alem donde consiguió ascensos de categoría) están colaborando y mediante un abogado efectuarán una presentación ante la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 3 de San Martín, a cargo de la investigación del caso, para intentar aclarar la situación y que el delantero recupere la libertad.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados