Así consta en las pruebas realizadas en el Laboratorio Químico Forense de Oro Verde, en Paraná, Entre Ríos, que encontraron restos capilares de la víctima en el vehículo del acusado.

Los peritos confirmaron este martes que Micaela García, la joven que fue asesinada y cuyo cuerpo apareció después de varios días de búsqueda en Gualeguay, estuvo en el interior del auto de Sebastián Wagner, el hombre sindicado como el autor material del crimen.

Así consta en las pruebas realizadas en el Laboratorio Químico Forense de Oro Verde, en Paraná, Entre Ríos, que hallaron restos capilares de la víctima en el vehículo, de marca Renault.

LEA MÁS:

Ahora, los investigadores buscan identificar si se encuentran rastros de Micaela en la bolsa de aspiradora que usó Wagner para limpiar el coche y de donde también se extrajeron muestras biológicas.

Paralelamente, este martes también se dio con la sandalia de la joven que faltaba en un terreno baldío de la ciudad entrerriana donde, se cree, el acusado abusó de ella.

Aparecen en esta nota: