La oficial fue baleada hace más de dos años y medio por delincuentes que entraron a la comisaría bonaerense de San Justo con la pretensión de liberar a un preso. "Me arruinaron la vida", sostuvo.

La oficial Rocío Villareal, baleada hace más de dos años y medio por delincuentes que entraron a la comisaría bonaerense de San Justo para liberar a un preso, reveló que le "arruinaron la vida" y lucha "todos los días para volver a caminar".

"Si ese día no me paraba con mis compañeros estábamos muertos", precisó.

La mujer policía que actualmente se encuentra en silla de ruedas tras ser gravemente herida por los delincuentes que pretendían liberar a un preso en la comisaría de San Justo el 30 de abril de 2018 sostuvo: "Todos los días estoy luchando para volver a caminar".

"Me imaginé muerta pero nunca en esta situación. Me arruinaron la vida", indicó la oficial en declaraciones al programa "Sala de Situación", que se emite por Am con Vos.

Además, agregó: "Había muchos detenidos en la comisaría y teníamos que tener cuidado pero nunca me imaginé que iban a entrar con esta intención de matar a todo el mundo, porque fueron a eso realmente. Yo creo que si no me paraba los cuatro compañeros que estábamos adentro íbamos a estar hoy en día muertos".

ADEMÁS:

Antropología Forense trabaja en la zona donde se halló el cadáver

"Hay muchas posibilidades de que sea él", dijo la madre

Al recordar los hechos, Villarreal -hace pocos días cumplió 28 años- relató: "Cuando me paro veo en la puerta dos caras que me estaban apuntando. No puede ser pensé. Después me dijeron algo pero no sé, tirate al piso o quédate quieta, algo así. No tuve otra cosa que sacar el arma y disparar. Ahí empezó la balacera".

"De repente caí al piso pero jamás me imaginé que había perdido las piernas. Dije bueno me dispararon porque sentí un calor en el cuerpo pero cuando llegué al hospital me dijeron que una bala afectó mi columna. Siempre estuve consciente", señaló Rocío, que estuvo internada mucho tiempo y hoy se encuentra en su casa con su niña de cinco años.

"Por la pandemia estoy en mi casa siguiendo con la rehabilitación. Cuesta pero tengo a mi hija de 5 años que me dice dale mami y ella me motiva todos los días, entiende todo y dice que unos chicos malos me hicieron daño", añadió la joven que actualmente se encuentra "retirada" de la fuerza policial debido a su estado de discapacidad.

Asimismo, completó: "Al principio, cuando quedé internada, no quería que me atiendan hombres. Quedé muy shockeada. Mi familia no quiso que viera los videos del hecho y los audios de los delincuentes que se hicieron público".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados