El detenido ex ministro de Planificación lo hizo a través de una presentación por escrito, en el marco de la causa que lo investiga por la asignación de megaobras

El detenido ex ministro de Planificación y diputado nacional Julio De Vido negó este martes haber cometidos delitos durante la puesta en marcha de las megaobras realizadas en los gasoductos del norte y del sur, de las que participó la constructora Norberto Odebrecht.

El ex ministro hizo una presentación por escrito y rechazó la posibilidad de responder preguntas durante la declaración indagatoria que se realizó por videoconferencia en la causa en la que se lo acusa por negociaciones incompatibles en el Plan de Ampliación de Gasoductos.

“No existe ni acción ni omisión por parte del señor De Vido en el desarrollo de lo que públicamente se conoce como la Ampliación Gasoductos TGS y TGN 2006/2015”, sostuvieron sus abogados Gabriel Palmeiro y Maximiliano Rusconi a través de un comunicado de prensa en el que resumieron como fue la indagatoria del ex funcionario ante el juez federal Daniel Rafecas.

“La única razón por la que nuestro asistido se encuentra convocado es por haber detentado el cargo de Ministro de Planificación, Obras Publicas y Servicios de la Nación entre los años 2003-2015, más ningún tipo de intervención ha tenido en el marco de los trámites correspondientes a las obras que fueran asignadas a la empresa privada Norberto Odebrecht, hace ya más de 12 años”, aseguraron.

LEA MÁS:

“En el descargo presentado hoy día, se hace un análisis de las especificidades del mercado de energía, en particular sus características propias luego de la privatización del año 1992 en el cual la estructura pública pasó a regirse por un régimen privado con participación estatal”, relataron.

Palmerio y Rusconi sostuvieron que los acusadores cometen un “error” al imputarle a De Vido “algún tipo de responsabilidad sobre competencias que no le eran propias ni formaban parte de su ámbito de ejecución, cosa que está clara en los Decretos del Poder Ejecutivo Nacional”.

La indagatoria fue tomada por Rafecas desde los tribunales federales del barrio porteño de Retiro y De Vido declaró en la cárcel de Marcos Paz, donde cumple prisión preventiva dictada en el marco de otras causas por supuestos actos de corrupción.

El trámite se concretó por videoconferencia para evitar traslados y duró apenas unos minutos, informaron a la agencia Télam fuentes judiciales con acceso a la causa.

De Vido, entre otros ex funcionarios imputados, fue llamado a indagatoria por supuestos hechos de corrupción en el “Plan de Ampliación de Gasoductos” entre 2006 y 2008.

Se trató de una obra pública de alcance nacional con un presupuesto inicial de 2.300 millones de dólares, adjudicada a la brasileña Odebrecht que es investigada por tres juzgados en Argentina, en distintas causas.

Rafecas sospecha que De Vido creó el marco normativo para el llamado a licitación por parte de la Secretaría de Energía, que finalmente favoreció a Odebrecht.

Las empresas licenciatarias de los gasoductos, TGN y TGS, no llamaron a licitación y, desde la Secretaría de Energía, se facultó para hacerlo a la firma Cammesa, la que adjudicó las obras a Odebrecht.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados