En su afán de secar de pesos la plaza financiera para estabilizar al dólar, el Banco Central colocó y renovó en una semana casi $ 436.000 millones en Letras de Liquidez (Leliq), la nueva estrella del mercado.

La agresiva política monetaria del Banco Central para secar de pesos la plaza financiera en su intento por estabilizar al dólar, lo llevó a colocar y renovar en una semana casi $436.000 millones en Letras de Liquidez (Leliq), la nueva estrella del mercado.

La tasa promedio que debió validar la autoridad monetaria saltó de 67,17% el lunes último, cuando arrancó el mecanismo, a 73,31% el viernes, al cumplirse la primera semana.

Como estos instrumentos se colocan a siete días, un dato a seguir de cerca es qué ocurre en las próximas semanas con el volumen: si van en ascenso representarían un problema, indicaron especialistas.

Los volúmenes de colocación fueron variados, pero van a la suba, y ya hubo dos jornadas (miércoles y viernes) en que el BCRA colocó por encima de los $ 100.000 millones.

Especialistas consultados estimaron que cada día el BCRA paga en promedio unos $ 1.000 millones en intereses con este esquema, aunque el cálculo fino de semejante suma depende del volumen y la tasa que afronte.

La estrategia monetaria contractiva ya preocupa a los expertos por su posible efecto “bola de nieve”. En el BCRA sostienen que este es el camino para liquidar de una vez las temibles Lebac y consideran que la magnitud de las colocaciones irá mermando cuando se estabilice la cotización del dólar, porque el mercado ya no tendrá pesos suficientes para seguir adquiriendo dólares.

LEA MÁS:

Pero especialistas alertaron que estas letras predisponen al país a tener problemas de consistencia macroeconómica a mediano plazo. “En principio esto parece un cambio de nombres para el mismo problema”, dijo un experto consultado que prefirió el anonimato para no hacer olas en la relación con la flamante conducción del BCRA, que cumplió apenas poco más de una semana.

En el Central son optimistas y recuerdan que en estas letras sólo puede invertir la banca: “El dólar no puede subir de manera persistente si no hay pesos nuevos dando vueltas”, destacó una fuente cercana al BCRA.

Si bien el plan Dujovne-Sandleris parece lógico a corto plazo, las dudas se concentran en el mediano. Los economistas más alarmados consideran que se está armando una nueva bomba financiera, como la que inició el gobierno de Cristina Kirchner con las Lebac y profundizó Federico Sturzenegger con el mismo instrumento durante los dos primeros años de gestión de Mauricio Macri.

El economista Walter Graziano sumó un dato: alertó que la alta tasa del Central está generando un “déficit cuasifical” (desequilibrio por el incremento de pasivos monetarios) que puede superar los 5 puntos del Producto Bruto.

A esto se suma que, que medido en dólares, la devaluación provocó una estrepitosa caída del PIB, que recién se conocerá cuando esté la información oficial del INDEC.

Pero si antes de la última devaluación se estimaba que la Argentina tenía un Producto Bruto cercano a los USD 600.000 millones, ahora el consenso de economistas consultados lo bajó drásticamente a la zona de los USD 400.000 millones.

Para Graziano, las tasas de interés no secan la plaza como sostiene el presidente del BCRA, sino que generarán fuertes desequilibrios monetarios. Las proyecciones del BCRA estiman que se debería llegar a mitad del año próximo sin emisión monetaria, lo que representaría toda una novedad para el golpeado sistema financiero argentino. Si la dupla Dujovne-Sandleris pretenden terminar con la emisión por considerar que presiona sobre los precios, deberán cumplir al menos tres metas.

- Dejar de imprimir pesos para comprar dólares y aumentar el nivel de las reservas (por ahora la idea es no emitir a menos que el dólar caiga por debajo de los $ 34). - Adoptar la misma postura para dejar de transferirle plata al Tesoro.

- Acertar en la denominada “esterilización”, es decir, renovar todos sus pasivos monetarios y los intereses generados para evitar que los pesos prestados vuelvan a circular en el mercado.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados