La medida de fuerza es para protestar por la falta de convocatoria del gobierno de María Eugenia Vidal a negociar paritarias y la marcha a La Plata tendrá lugar el miércoles. Los detalles.

El gremio de los judiciales bonaerenses convocó a un paro de 48 horas a partir de este martes y una movilización a La Plata para el miércoles, para protestar por la falta de convocatoria del gobierno de María Eugenia Vidal a negociar paritarias.

Frente sin resolver

La disputa del gobierno bonaerense con los judiciales adquirió características históricas por lo extendida y es además único frente de conflicto que Vidal todavía no pudo resolver. La última convocatoria de la administración provincial fue el 13 de junio pasado, cuando ofertó un 20 por ciento de mejora en tres tramos, y desde esa fecha no hubo un nuevo llamado del Gobierno. Desde el inicio del conflicto, la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) convocó a varias movilizaciones y más de veinte días de paro que provocan una fuerte demora en los trámites de los expedientes.

Los dos días de paro y la movilización fueron decididos en forma unánime por las asambleas realizadas en los 19 departamentos judiciales. “A seis meses del inicio del conflicto, la AJB exige una nueva convocatoria a paritarias por parte del Ejecutivo y la resolución de la Corte respecto de la situación de los trabajadores y trabajadoras del último cargo del escalafón, que perciben un salario inferior a la canasta básica”, señaló el gremio en un comunicado.

Exigencias

Además, el sindicato exige la normalización de los ingresos al Poder Judicial y la estabilidad laboral de los interinos.

“Estamos ante un escenario sin precedentes en la provincia, en el que a agosto no hemos podido acercar posiciones con un gobierno provincial que enfrenta con una dureza inusitada el justo reclamo de los trabajadores y las trabajadoras judiciales de un incremento salarial que permita recuperar el poder adquisitivo del salario”, expresó Pablo Abramovich, secretario general de la AJB.

Restitución

El gremio reclama también la restitución del 3% de antigüedad, la incorporación de la licencia por violencia de género al ámbito del Poder Judicial, el bloqueo de título de los profesionales no abogados y ley de paritarias, entre otras reivindicaciones.