La senadora emitió un discurso con el fin de dar reconocimiento a la militancia que ayer hubiera terminado su mandato. Fue acusado de abuso por otra ex camporista en 2017

Mientras que en el Senado se aprobó en tiempo récord la licencia (forzosa) del ex gobernador tucumano José Alperovich, acusado por su sobrina de reiteradas violaciones, en la cámara alta provincial le rindieron homenaje a Jorge “Loco” Romero, acusado de abuso sexual por una militante.

Este jueves, en el día en que hubiera finalizado su mandato, la jefa del bloque K del senado bonaerense, Teresa García decidió ignorar la denuncia realizada por la militante Stephanie Caló en 2017 y le rindió homenaje a Romero por su histórica militancia en La Cámpora.

Romero, que si bien se tomó licencia no renunció a su banca y siguió cobrando los 200 mil pesos mensuales que le proporciona su cargo, fue acusado por la militante Stephanie Caló de haberla obligado a practicarle sexo oral en una reunión celebrada en enero de 2017. Por esto, y presionado por su bloque, decidió tomarse licencia en diciembre de 2018, a instancias de la propia García, que este jueves decidió homenajearlo.

“Tenemos un compañero que no está, y todos sabemos por qué no está. Es el compañero Jorge Romero. Él ha sido un compañero de este bloque y es uno de los compañeros que se va, merece la mención de todos nosotros independientemente de las razones que no lo tengan acá hoy. Es un compañero militante, un compañero humilde. Él vino del fondo de Varela la militancia política. Y es un compañero que, como tantos, como todos nosotros, como todos los que estamos acá, ha tenido problemas en la vida. Muchos de los que están acá los tendrán, esos u otros”, dijo García ante el Senado.

ADEMÁS:

Renunció el senador de La Campora Jorge Romero tras haber sido denunciado por abuso sexual

“Sin embargo, lo que quiero reconocerle a él es su condición de militante. Y quería decirlo públicamente porque son esas cosas que se ocultan y de las que no se hablan. Y detrás de la situación desgraciada o no querida que sufre, también a veces sufre la ignorancia de sus propios compañeros. No es nuestro caso. Los peronistas terminamos haciéndonos cargo de la vida, la militancia de nuestros compañeros, a veces con cosas buenas y a veces con cosas complicadas”.

Al respecto, Caló explicó en un ciclo de noticias de la señal A24 que el suyo no fue el único caso de abuso sexual dentro de La Cámpora, donde aseguró que muchas militantes fueron “empastilladas”, ya sea por Romero u otros dirigentes. “A muchas chicas las empastillaban para abusarlas, para violarlas. Uno de los testimonios que me acercaron cuando yo hice la denuncia fue el de una chica a la que habría violado el Loco Romero de esta manera: le puso una pastilla en la cerveza y ella se quedó inmóvil. No se podía mover. Se quedó inmóvil en una cama y el Loco, violándola encima. Esta chica era militante de La Cámpora y después no sé que pasó, si la amenazaron o que…”, relató Caló.

Asimismo, ella relató cómo fue el caso de abuso que sufrió. “Fuimos con Romero y otros militantes a la casa del Gustavo “Misio” Cáceres. (…) Ese día, Romero estaba sacado, muy extrovertido. Yo estaba en la cocina hablando con un chico y él abrió la puerta junto con dos muchachos y nos dice ´ahora nos vas a ch… la p… a él, a él y a mí. Yo le dije que eso no iba a pasar y salí de la cocina pero después volví a buscar una bebida y ahí me encierra con otros dos muchachos. Dos de ellos avanzaron pero yo les dije que no y ellos me respetaron. Pero cuando yo quise salir de la cocina, Romero me agarró de la cintura y me metió en el baño. Ahí, él se quedó del lado de la puerta, se bajó los pantalones y me obligó a hacerle sexo oral. Yo le dije que no, e incluso le llegué a prometer que nos veríamos la siguiente semana. Quería zafar pero no pude. Fueron 5 minutos que a mí me parecieron una hora”, relató la joven.

“Yo me quedé callada hasta que un día le conté a una amiga y ella me llevó a declarar. Yo siempre fui una laburante. Lo mío lo hacía por amor a la militancia, sin pedir un ´puestito´. Ahora la veo a García pidiendo un reconocimiento por ´militante´. ¿Y yo que era? ¿Tan mal la pasó el Loco? Él se tomó licencia, obligado por la presión mediática desde mayo hasta agosto y después dejó de renovarla. (…) Y sigue cobrando 200 mil pesos en una Argentina que sufre hambre. Que este tipo siga cobrando sin ir a trabajar es una vergüenza”, explicó Stephanie.

“Ni Máximo (Kirchner), ni el Cuervo Larroque, me llamaron. Incluso me amenazaron. Mayra Mendoza, la intendenta electa de Quilmes, tampoco. Florencia Saintout o Luana Volnovich, que es madre del hijo de Romero, tampoco me llamaron. No contienen a las compañeras, que se siguen yendo por esto porque el mío o el del Loco Romero no fue el único caso. Hay un montón de casos como el de una que habría sido violada por el concejal de Quilmes Diego Méndez, que además tiene un juicio penal por homicidio en su contra. Ella denunció y tuvo que dejar la militancia”, se lamentó.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados