El arrepentido que se encuentra en libertad, se atrevió a realizar un profundo análisis del sistema penal después de su atravesar su condena en un pabellón de población

En su condición de arrepentido, Leonardo Fariña se convirtió en un testimonio clave para la detención de Lázaro Báez. Ahora, en libertad, el ex valijero se presenta en los programas de televisión y radio en los que realiza un mea culpa sobre su accionar delictivo y se presenta como un testigo clave de la "Ruta del dinero K".

Sin embargo, esta tarde, el ex de Karina Jelinek concedió una entrevista a Viale 910 en la que se explayó sobre su tiempo en prisión. "No me gustan las personas detenidas, las prisiones preventivas -salvo en casos excepcionales como los delitos de sangre o delitos contra la integridad sexual- dado lo que es el sistema penal argentino", anunció.

Y luego fundamentó: "Cuando ya estás condenado, deberías estar resguardado para no generarle un daño a la sociedad o para que te rehabilites. Pero las cárceles argentinas no cumplen con esos requisitos. No sirven para nada"

Tras esa descripción, Fariña se refirió a su propia experiencia en el pabellón de población 1G: "Por lo que me tocó vivir, la cárcel es una muerte en cuotas. No podía salir del pabellón por el riesgo que corría si salía a la pasarela. Para que se den una idea, en un régimen de procesados, tenía como compañeros a condenados a cadena perpetua".

Asimismo, el arrepentido explicó cómo eran las condiciones durante su condena: "No había celdas, estaba con 45 personas en un galpón. El pabellón era de 50 metros por 40, me parece, y hasta la mitad de la pared era concreto, de la mitad para arriba y el techo era de chapa. Con una alerta amarilla, ¿Te imáginás la temperatura que hacía ahí?".

En este sentido, quien le aporta información a Jorge Lanata para que desarrolle el guión de Codicia se mostró interesado en remarcar un concepto: "Si como sociedad igualamos al delito de sangre al delito económico, estamos en problemas. El delito económico lo podés compensar, el de sangre no".

Y cerró su concepto: "Entiendo esa idea de 'el bien caído está', pero si la condición de detención fuera que, al menos, tuvieras agua fría y agua caliente cuando necesitás, o que no tengas que pasar por 55 grados de sensación de térmica… ahora no me digas que si la Constitución dice que tiene que ser limpia, y segura, tengo que estar comiendo entre cucarachas y sufriendo el calor de un techo de chapa. Eso es una tortura".

ADEMÁS:

Manzanares pidió ampliar declaración como arrepentido

Ercolini le pidió a Ramos Padilla que deje el caso que apunta al fiscal federal

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados