La candidata a Vicepresidenta por La Libertad Avanza nombró al exteniente coronel del Ejército que acumula cinco condenas por su actuación durante la última dictadura militar.

En un cruce del debate entre los candidatos a vicepresidente Agustín Rossi y Victoria Villarruel, la libertaria y compañera de fórmula de Javier Milei defendió al represor rosarino Juan Daniel Amelong, un teniente coronel retirado del Ejército con tres cadenas perpetuas y otras condenas por crímenes como secuestros, torturas, robo de bebés y desaparición forzada de personas durante la última dictadura cívica militar.

Amelong formó parte de los grupos de tareas que dependían del Destacamento 121 de Inteligencia del Ejército que fue condenado a tres cadenas perpetuas; tiene una sentencia por 10 años y una quinta por la sustracción de los mellizos Gullino, y además se encuentra procesado por la desaparición del militante peronista Miguel Membrive.

Durante el segundo debate, Villarruel volvió a negar el Terrorismo de Estado reconocido por cientos de condenas a lo largo de todo el país y reiteró que "no fueron 30 mil" los desaparecidos y se negó a responder si ella cree que los genocidas deben ser liberados, como ha expresado en otros momentos e incluso en marchas públicas.

En ese contexto, recordó que “hubo víctimas del terrorismo de Montoneros y el Ejército de Revolucionario del Pueblo (ERP)” y puso en ese rol de víctima a Juan Daniel Amelong. Dijo: “Su padre fue asesinado por Montoneros y hoy está preso”.

“Fue asesinado en el 74, era un civil, ingeniero, padre de 11 hijos y hoy su hijo está preso por delitos de lesa humanidad. Yo me pregunto, ¿por qué no están presos los que asesinaron al ingeniero Amelong? Entonces, cuando voy a las marchas o investigo, simplemente lo que hago es reconstruir la parte de la historia que ustedes borraron, eliminaron y pusieron debajo de la alfombra”.

ADEMÁS: Cientos de economistas internacionales cuestionaron a Javier Milei

La diputada omitió mencionar las condenas que recibió el represor que fue mencionado por varios sobrevivientes como un activo integrante de las patotas que actuaban bajo el amparo del Destacamento 121. Además, si no hubo un juicio que buscara a los culpables del asesinato de su padre fue, justamente, por el aparato ilegal de represión que montó la dictadura y del cual Amelong fue parte.

La mención de la abogada negacionista se produjo horas después de la Cámara Federal de Casación Penal resolviera que Amelong, debe regresar a la cárcel militar U34 ubicada en Campo de Mayo, luego de que le fuera revocado el beneficio de la prisión domiciliaria.

El Tribunal integrado por Gustavo Hornos, Gustavo Carbajo y Mariano Borinsky, declaró "inadmisible" el último recurso presentado por el exmilitar y dispuso que volviera a prisión, algo que, durante el intercambio que mantuvo con Rossi, Villarruel deploró como una violación de los tratados internacionales que en materia de derechos humanos suscribió Argentina.

Las palabras de Villarruel desataron también la reacción de los familiares de las víctimas de Amelong, en particular de Florencia Garat, hija de Eduardo Garat -abogado, escribano, militante de la JP, secuestrado en abril de 1978-- , quien escribió desde su cuenta personal en la plataforma X (exTwitter): "Amelong y su patota mataron a mi viejo y a otrxs tantxs más".

También el hermano de Florencia, el escritor Santiago Garat, manifestó en su cuenta de X: "Amelong es parte del circuito represor que me arrebató a mi papá. Es responsable directo del asesinato del papá de mi amigo, hermano y compañero (el diputado nacional) Eduardo Toniolli. Condenado a tres cadenas perpetuas por los delitos aberrantes que cometió... y Villarruel lo reivindica".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados