Los profesionales del Nuevo Sanatorio Berazategui están acusados por "lesiones culposas", mientras la fiscal secuestró la historia clínica a fin de fijar responsabilidades. PAMI suspendió operaciones traumatológicas en el lugar.

L a justicia imputó por "lesiones culposas" a los dos médicos encargados de la cirugía en la que se le amputó la pierna equivocada a una mujer de 67 años, cuya historia clínica fue secuestrada por la fiscal Karina Santolín, en el marco de una situación ocurrida en un sanatorio de Berazategui que ayer fue allanado y en el que, por precaución, las autoridades de PAMI suspendieron todas las operaciones de traumatología.

El impactante caso, informado ayer en forma exclusiva por DIARIO POPULAR y retransmitido por medios de todo el país, sumó una nueva arista, ya que la jubilada fue trasladada a la Clínica Ceni de Quilmes, que emitió un parte médico que informa que no es necesaria ninguna mutilación ya que no existe infección, algo que daría cuenta de que en el primer centro de salud, además de una equivocación, se produjo un mal diagnóstico.

Santolín, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 7 de esa localidad bonaerense, confirmó que secuestró la historia clínica de Magdalena Leguizamón en el allanamiento que se realizó en las horas del mediodía en el Nuevo Sanatorio Berazategui, donde fue operada la mujer, con el objetivo de comprobar en qué instancia se produjo el error.

Lesiones culposas

La fiscal imputó por lesiones culposas al cirujano cardiovascular Rafael Mariano Rico, quien según declaró una de las hijas de Leguizamón, fue el médico que dirigió la operación, así como al traumatólogo Gonzalo Cardozo. Además, confió que seguirá tomando declaraciones "a allegados a la víctima y a la denunciante, que es una de sus hijas".

Por su parte, el Programa de Atención Médica Integral (PAMI), prestador del servicio de salud de la jubilada, emitió un comunicado en el cual informó que "suspendieron de manera preventiva todas las cirugías traumatológicas programadas de afiliados del PAMI en el Nuevo Sanatorio Berazategui y derivará a los pacientes afectados para que sean intervenidos en otros prestadores de la zona".

ADEMÁS:

Suspenden las cirugías en la clínica donde le amputaron la pierna sana a una mujer

Habló la hija de la mujer a la que le amputaron la pierna equivocada

En el texto, el organismo expresó que "inició un proceso de investigación interna" en el que se le exigió al sanatorio "la presentación inmediata de toda la documentación médica relacionada con el caso a fin de determinar las responsabilidades del prestador".

"PAMI tomó contacto con las hijas de la afiliada y puso a su disposición todos los medios tanto para su inmediato traslado a otro prestador como para cualquier necesidad surgida a partir de este acontecimiento. Paralelamente, se encuentra a disposición de la investigación judicial", insistió en el comunicado.

Por su parte, desde el centro de salud ubicado en la intersección de la avenida 14 y la calle 141 difundió su propio comunicado en el que, escuetamente, puntualizó que la paciente "fue intervenida por complicaciones en su patología de base" y que fue derivada a otra institución "por pedido de la familia".

Se trata precisamente de la Clínica Ceni, donde le practicaron análisis que, según publicó Infobae, concluyeron que por el momento no es necesario amputarle la pierna, tal como le habían diagnosticado en Berazategui, aclarando que la mujer no corre riesgo de infección.

La paciente, que sufre de diabetes, estaba internada desde el martes 16 por una infección en el cuarto dedo del pie derecho y, tras haber perdido su pie en una operación similar que no surtió el efecto deseado, los profesionales le indicaron que el procedimiento debía extenderse hasta la rodilla.

En primera persona

"Mi esposo se dio cuenta de que la pierna que faltaba era la otra, yo levanté la sábana y vi el pie derecho, que había sido intervenido la semana pasada y que estaba comprometido, seguía ahí y que la pierna que faltaba era la otra", detalló ayer por la mañana Mayra, una de sus hijas, en declaraciones a la prensa.

Para colmo, la mujer recordó: "Hubo que preparar a mi vieja para que aguante el golpe emocional y el lunes le practicaron la cirugía, después salió el traumatólogo a decirnos que la cirugía había salido bien y que ella había tolerado bien el procedimiento".

"Él sabía que había que avanzar con la misma pierna y por eso cuando fui a encararlo, si bien nunca reconoció el error, empezó a tartamudear y a inventar cosas. Me decía algo como ‘en la cirugía notamos que en el otro pie, en el talón, había otra infección’, pero repetía cosas sin sentido", agregó sobre el médico, sobre quien dijo que era el mismo que había llevado adelante la amputación del dedo del pie.

Y acusó que rechazaron sus reiterados pedidos de la historia clínica de su madre para corroborar el error. "Tuvimos que llamar a la policía, acusándolos de secuestro de historia clínica", confió Mayra, quien dijo que en ese momento le pasaron el número telefónico de Rico. Al llamarlo, no encontró respuesta: "No me decía nada. Me decía que no podía darme ninguna explicación, que por teléfono no iba a hablar y que recién hoy, miércoles, iba a venir al consultorio y recién ahí iba a pasar por la habitación a ver a mi mamá".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados