Se trata de la obra que evitará inundaciones y anegamientos en el área central y norte de esa localidad. Esta etapa, impulsada junto con Provincia, es la primera de los tres ramales que se sumarán a la infraestructura hidráulica de la zona.

El Intendente Ramiro Tagliaferro recorrió la zona de Haedo donde finalizó la obra del Ramal II de la Cuenca Hidráulica Haedo Norte, que se llevó adelante en esa localidad para mejorar el drenado de las aguas de lluvia y evitar las inundaciones en el área central y norte. Allí, junto al Secretario de Planificación Estratégica, Leandro Ugartemendia, conversó con comerciantes y vecinos.

Sobre el tema, Tagliaferro señaló: “Esta gestión encaró el saneamiento de la Cuenca Haedo, una obra muy importante para los vecinos ya que hacía más de 20 años que no se realizaba una intervención hidráulica de magnitud en esta localidad. Hoy terminamos la primera etapa de los tres tramos, pero lo más importante es que miles de vecinos van a dejar de inundarse cada vez que llueve porque hay un Estado presente que los cuida para que puedan vivir mejor”.

El proyecto consistió en la construcción del Ramal II de la Cuenca Haedo Norte, que comprende un recorrido de 1.300 metros por la calle Monseñor D’Andrea y Directorio, continúa por Caseros hasta la Los Andes, gira hacia Int. Soria hasta Vuelta de Obligado, luego avanza por Int. Soria hasta Igualdad, y sigue por Igualdad hasta Monseñor D’Andrea, y por esa arteria hasta la avenida Pte. Perón (ex. Gaona), donde se une al conducto que ya existe y desemboca en el Arroyo Morón.

Esta etapa es la primera de los tres ramales que se sumarán a la infraestructura hidráulica con la que cuenta la localidad y fue financiada con una inversión proveniente del Fondo de Infraestructura Provincial. Con estos trabajos se evitarán inundaciones y anegamientos que afectaban a miles de vecinos que viven entre la avenida Presidente Perón y las vías del Ferrocarril Sarmiento.

La obra se suma a las tareas que se están desarrollando en Morón en materia de saneamiento hidráulico con el objetivo de terminar con las inundaciones en zonas postergadas durante años. En este sentido, se reinició y finalizó la primera etapa del saneamiento hidráulico de la Cuenca French-Azcuénaga, y actualmente progresa la segunda fase. Además, se reactivó y terminó la obra Cuenca Boquerón y avanza el saneamiento hidráulico Barrio Seré que evitará futuras inundaciones en Castelar Sur.