El agujero se generó en la vereda a raíz de las sucesivas tormentas. Los ladridos del can alertaron a los servidores públicos, que realizaron un operativo que duró un buen rato.

En un exitoso operativo, Bomberos Voluntarios de Quilmes rescataron un perro que había caído en un profundo pozo y que a través de ladridos le pidió auxilio a los vecinos, en tanto que el agujero en el cual terminó el animal se generó a raíz de la acumulación de agua que hubo en el temporal.

El suceso puso a prueba a los rescatistas, que finalmente se vistieron de héroes y consiguieron el tan ansiado objetivo. Es por ello que quienes viven en el barrio lo agradecieron profundamente y felicitaron a quienes intervinieron. Ocurrió durante la madrugada y si no fuera por la insistencia del can que al ladrar de manera incansable logró despertar a las personas, la historia claramente hubiese sido mucho más distinta.

La esquina de los hechos es Lafinur y Schweitzer y, tras la brusca seguidilla de tormentas que provocó inundaciones y destrucciones en diversos puntos de la ciudad, se generó un profundo pozo de cinco metros de profundidad. El mismo tuvo lugar al ceder un cimiento en la vereda, que a su vez quedó tapado por las plantas de los costados. Estas dificultaron la visibilidad y eso llevó a que el animal circule por la zona.

En un momento dado cayó al interior y, milagrosamente, sólo sufrió algunos golpes por el doloroso impacto. Es por ello que al quedar con vida pudo ladrar sin parar un solo segundo para pedir ayuda. En consecuencia, los vecinos comenzaron a despertarse y uno de ellos llamó a las autoridades al ver tal panorama. De inmediato, llegaron los Bomberos Voluntarios de Quilmes y se hicieron cargo de la situación.

Los rescatistas bajaron al pozo con una escalera, una soga y linternas y maniobraron un buen rato para poder atarlo y sacarlo de esa manera. El can estaba muy asustado, aunque pudieron llevarlo hacia arriba y devolverle la tranquilidad. El operativo duró un buen rato y hubo un gran despliegue ya que eran muchos metros hacia abajo.

Con una manta lo cubrieron y constataron en principio que no tuviera heridas de gravedad. Lo cierto es que al ver que estaba bien, le dieron agua, lo contuvieron y se marcharon. El animal fue trasladado para que lo observen y que le den los cuidados correspondientes. Los bomberos fueron los héroes de la noche y los presentes se lo agradecieron.

El pozo quedó cercado y señalizado para que no haya accidentes similares, ya que representa un peligro para todos los animales que pasan por allí, e incluso aún más para los niños o ancianos que caminan por la cuadra.

Las consecuencias del temporal fueron impensadas para todos los vecinos y la acumulación de agua hizo estragos en muchísimos barrios. Las pérdidas materiales, las caídas de árboles y ahora el suceso con el perrito, que deriva de un pozo generado por la acumulación de agua, arman una lista interminable de problemas a resolver en lo inmediato.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados