Científicos de la Universidad de Harvard descubrieron que incluso una modesta ganancia de kilos en edad adulta está asociada a una elevada incidencia de enfermedades crónicas mayores como diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, cáncer y muertes no traumáticas.

La mayoría de los adultos aumentan de peso a medida que envejecen, pero una ganancia de apenas cinco kilos podría aumentar de manera significativa el riesgo de enfermedades, afirmaron investigadores estadounidenses este martes.

Científicos de la Universidad de Harvard descubrieron que incluso una modesta ganancia de kilos en edad adulta “estaba asociada a una elevada incidencia de enfermedades crónicas mayores como diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, cáncer y muertes no traumáticas”, dice el estudio publicado en el Journal of the American Medical Association.

Nuestro estudio es el primero de su tipo en examinar sistemáticamente la relación en el aumento de peso en la mediana adultez con riesgos a la salud”, dijo el autor Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología en la universidad de Harvard.

"Los resultados indican que incluso un pequeño aumento de peso puede tener importantes consecuencias para la salud", añadió.

El estudio se apoyó en datos de estudios realizados a más de 92.000 personas entre 1976 y 2012.

LEA MÁS:

Los participantes reportaban los kilos que habían ganado desde que tenían 18 años (las mujeres) y 21 años (los hombres) hasta que cumplían 55, una edad que los investigadores califican de “adultez media”.

La mayoría de las personas había aumentado de peso en ese período. Las mujeres un promedio de 10 kilos y los hombres 8,6.

Pero si se comparaba a este grupo con aquel que integraban los que habían logrado mantener una diferencia no mayor a 2,3 kilos entre su juventud y su adultez media, los que habían ganado más kilos enfrentaron más problemas de salud, desde enfermedades del corazón a un envejecimiento con más achaques.

“Cada aumento de peso de cinco kilos estuvo asociado con un 30 por ciento de mayor riesgo de contraer diabetes tipo 2”, concluye el estudio. La probabilidad de una enfermedad cardiovascular es 8 por ciento mayor.

En términos generales, un aumento de peso de cinco kilos hace que las probabilidades de lograr un envejecimiento saludable disminuyan en 17 por ciento.