Así lo demuestra La Ambiciosa, juego que para ganar requiere de esta cualidad, además de saber arrojar los dados y apelar a cierta cautela cuando sea necesario; De hecho, durante la partida, además de tirar bien, se puede gritar y hasta hacer un alto. Todo suma para distraer al adversario

Ambiciosa o ambicioso, según el diccionario de la Real Academia Española, es aquella o aquel que tiene o demuestra ambición, o sea, un deseo ardiente de conseguir poder, riquezas, dignidades o fama. Para desarrollar un partido de La Ambiciosa se necesitan dos o más participantes, un cubilete con tres dados de Poker (solamente se usan tres de los cinco dados). También es necesario un papel y lápiz para anotar el marcador de cada jugador. Al inicio del juego, se escriben los nombres de los jugadores, dejando suficiente espacio entre ellos para anotar el puntaje correspondiente. Decidir quién empieza.

A su turno, el jugador toma los tres dados en el cubilete y hace una tirada. Si el tiro del jugador le otorga puntos, puede seguir tirando los dados con el afán de aumentar su puntaje. Solamente los aces (A) y los reyes (K) dan puntos: As (A), 100 puntos; Rey (K), 50 puntos.

El jugador suma en voz alta los puntos obtenidos en su tirada. Si desea seguir sumando puntos, tirará de nuevo los dados, agregando el nuevo puntaje a los puntos totales que lleva en su turno. Siempre debe llevar la cuenta en voz alta, aunque sin apuntar aún el resultado en el papel. El jugador puede detenerse en cualquier momento, sin tirar de nuevo los dados. En ese instante, el total acumulado se apunta al jugador, sumándolos a los puntos que ya tuviese de rondas anteriores; su turno termina y el cubilete pasa al siguiente jugador.

Si en uno de sus tiros el jugador no obtiene puntos (es decir, no logra sacar un as (A) o un rey (K) en los tres dados), el turno del jugador termina y no se le suma ningún punto. De ahí el nombre del juego: si un jugador es demasiado ambicioso y no se detiene a tiempo, puede que su tiro no sume puntos y pierde lo que llevaba acumulado en ese turno.

Hay algunas tiradas especiales. Si un jugador obtiene en un tiro una tercia (los tres dados iguales), el resultado es el siguiente: tres aces (A), 1,000 puntos; tres reyes (K), 500 puntos; tres reinas (Q), -500 puntos y su turno termina; tres jacks (J), -1.000 puntos y su turno termina; tres 10, -100 puntos y su turno termina; tres 9, -50 puntos y su turno termina. En las tercias negativas (Q, J, 10 y 9), el jugador pierde sus puntos que llevaba acumulados en su turno y luego se le restan los puntos indicados. Es decir, si el jugador llevaba un acumulado de 450 puntos y tira una tercia de reinas (Q), su turno termina y se le anotan -500 puntos, no -50 (pierde los 450 que llevaba, además de los 500 de penalización por la tercia de Q). Por el contrario, si obtiene una tercia de aces (A) o reyes (K), los puntos se suman a su acumulado y puede seguir tirando los dados.

Cuando un jugador alcance o supere los 5.000 puntos, la partida sigue hasta completar la ronda. El jugador que haya alcanzado o superado los 5.000 puntos, será el ganador. Si son varios, ganará el que haya logrado mayor puntaje. Se puede jugar una ronda extra para desempatar, lo que da la oportunidad al resto de los jugadores de pelear por la victoria.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados