Juego de naipes disputado preferentemente en Sudamérica, suele ser considerado pariente del Chinchón y hasta del Gin Rummy. El desafío pasa por lograr la codiciada escalera (del mismo palo) o, como alternativa, conseguir que el resto supere los 100 puntos, si ése es el límite fijado.

Se juega habitualmente con la baraja española de 40 cartas utilizando el as de oros como comodín, pero también es posible jugar con 48 cartas (incluyendo ochos y nueves) o con 50 cartas (incluye 2 comodines). ¿El valor de los naipes? El Rey vale 12 puntos; el Caballo, 11; la Sota, 10; el resto de las cartas: su valor. Los comodines pueden hacer la función de cualquier otra carta de la baraja. Es habitual utilizar también el as de oros para tal fin. El comodín tiene un valor de 25 o 50 puntos. ¡Atención! No podrá cortar con los dos comodines en mano un solo jugador.

Las combinaciones de cartas o “ligues” que pueden formarse son: Escalera: tres o más cartas del mismo palo consecutivas. Pie o trío: tres o cuatro cartas del mismo número. Conga: siete cartas consecutivas, del mismo palo. El jugador gana directamente la partida, no pudiéndose utilizar comodines para realizarlo. En caso de hacer un chinchón no válido, se restan 25 puntos.

Para jugar, se reparten siete cartas a cada jugador y se sitúa una carta boca arriba junto al mazo. En su turno, cada jugador puede: Recoger una carta del mazo, recoger la última carta boca arriba del pozo o cortar. Tras realizar esta acción, deberá descartar la carta que más le convenga, quedándose nuevamente con siete cartas. Para poder cerrar, un jugador debe combinar sus 4, 5, 6 o 7 cartas siempre que la suma de las restantes no sea mayor a 5.Cuando un jugador desea cortar (no es obligatorio), coloca la carta de descarte boca abajo en vez de boca arriba, indicando al resto de jugadores que el juego ha finalizado. El jugador que cierra tiene que mostrar las combinaciones antes de sumar los puntos. Una vez que se ha cerrado la mano, los jugadores hacen balance de las cartas que no han podido combinar y se anotan los tantos según el valor de dichas cartas (incluido el jugador que ha cerrado).Si un jugador cierra con todas sus cartas combinadas, se le descuentan diez puntos.

La partida termina cuando todos los jugadores excepto uno han superado el límite de puntos (normalmente 100). Este jugador gana la partida. Si el jugador que cortó, alcanzó la puntuación máxima, y los demás sobrepasan el mismo, se considera ganador a aquel que no cortó. Al momento de cortar, el jugador que lo haga podrá quedarse con más de una carta, pero siempre y cuando las que le queden no sumen más de 5. En el momento del cierre, los jugadores muestran sus combinaciones por orden. El resto puede descartar una o varias de sus cartas combinándolas con las jugadas de sus contrincantes. De este modo, esa carta no cuenta para los puntos finales. Esta acción no es posible si el jugador ha cerrado con menos 10.

Te puede interesar:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados