El dirigente de Avellaneda lleva 45 años detrás del mostrador y 15 como presidente del Centro de Almaceneros. Dijo que siempre van a defender el bolsillo de los vecinos y que la libreta negra aún existe.

El titular del Centro de Almaceneros y Autoservicistas de Avellaneda, Juan Carlos Imbroiniso, de 73 años y 45 de profesión, aseguró que “la situación de los minoristas es de profunda crisis”, que hay muchas persianas cerradas, inclusive en avenida Mitre, pero que en los almacenes “siempre se defiende el bolsillo de los vecinos, pese a todo se vende”, que “cayeron mucho los supermercados” y que “la libreta negra existe, el almacenero sabe que puede fiarle a un cliente de muchos años”.

En diálogo con El Sureño, señaló también “sin consumo interno no hay trabajo”, aunque se quejó más allá de la economía nacional de que “en Avellaneda aumentó mucho la tasa, eso sumado a los aumentos en servicios, alquileres y poco poder adquisitivo de la gente, hay muchas persianas bajas, basta mirar lo que es la avenida Mitre”.

No obstante, Imbroiniso, con 15 años año frente de la entidad de Mitre 338 y reelecto cuando la entidad cumplió 90 años, dijo que “nos mantenemos en 400 socios, no han habido cierres de almacenes, porque en el gremio -al que le faltan nuevos dirigentes, reconoció-, se trabaja “con el vecino todos los días, que compran una o dos veces, cuando tienen dinero, y aún se le fía a los de confianza cosa que el supermercado no pueden hacer, ya nadie llena el changuito”.

“Igual que siempre, está la libreta, hay que hacerle el aguante al público. eso hace el almacenero de barrio con sus vecinos de 30 o 40 años”, aseguró.

Sostuvo, también, que “la tarjeta de cuenta sueldo funciona en algunos lugares, dicen que es obligatoria, pero en este país todo está sin protocolo. La máquina registradora, en general no todos la tienen en orden, la tienen en la forma que pueden. No es fácil trabajar detrás de un mostrador, hay mil problemas”.

Empero, graficó que “no cayó el consumo, bajo al venta en los hipermercados que están vacíos, el comercio minorista se consolida a pesar de los altos precios”, y anticipó que “se viene aumento del pan y todo lo demás”.

El dirigente minorista, se quejó de que “en Avellaneda hubo un aumento fuerte de tasas, el costo fijo de cualquier persona con los servicios y demás es abismal, es sacarle el 50 por ciento del sueldo de un trabajador, eso quiebra al mercado interno, se queda rápido sin plata. Y sin consumo interno, no hay trabajo”

Si bien el centro se mantiene en 400 socios, para Imbroiniso “no son muchos, no hay participación gremial, está cansado el comerciante, pero nos defendemos y no nos daremos por vencidos”.

</SUBTITULO>Del anecdotario localImbroiniso vive en Ocantos al 500, una casa histórica de Crucesita donde el club Independiente colocó una placa porque era la entrada a su primera cancha en 1905. Había un aljibe donde se refrescaba el público.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados