Comenzó a regir la ordenanza en el distrito que establece la prohibición de no vender combustibles ni lubricantes a los motociclistas que no tengan la inscripción de la patente en casco y chaleco. Los motoqueros reclaman y realizarían marcha

La medida de no vender combustibles ni lubricantes a los motociclistas de Lanús que no tengan casco y chaleco con la inscripción de la patente, comenzó a regir en el distrito y ya aparecieron reclamos desde conductores que trabajan en mensajerías, bajo el sistema de delivery en casas de comidas o entregas a domicilio.

Si la estación de servicio no cumple la ordenanza corre el riesgo de ser clausurada por 10 días, además de tener que abonar una fuerte multa por la infracción.

La ordenanza respectiva -que en el fondo apunta a desterrar a los motochorros-, produjo de inmediato reacciones. Por un lado el mensaje entre motoqueros de “no comprar combustible en Lanús hasta que no se derogue la medida”; por otro trasmitir un “alerta” a todos colegas de la zona Sur y, más lejos la posibilidad de cortes de calles y una marcha de protesta por lo que consideran “patentamiento del casco”.

Mientras casi todas las estaciones de servicio lanusenses acataron la normativa -un tema polémico que arrancó hace 7 años en Ciudad Autónoma-, muy pocas expendieron nafta a los motoqueros, de allí largas colas desde el viernes. Pero hubo fundamentos oficiales en cuanto a al situación.

En tanto, la dirección de Control Comunal realiza operativos sorpresa en estaciones de servicio y, en caso de incumplimiento, son duramente multadas y hasta pueden perder la habilitación comercial.

Sin embargo, los conductores de motos tomaron la medida como “un impuesto más”; mientras a nivel municipal se intensificaban las recorridas para comprobar la aplicación de la ordenanza y que todos los empleados de las expendedoras de combustibles estuvieran informados acerca de la prohibición.

“Todo se comunicó y se sigue informando a todos los responsables de las áreas para que estén al tanto. En caso de que el personal encuentre que se está cometiendo una infracción, labran un acta y la envían al Tribunal de Faltas, que es donde se establece el monto económico de la multa que deberán pagar los responsables de la empresa”, explicó Carlos Tagliafico, director de Control Comunal de Lanús.

Aparecen en esta nota: