Los hechos se suceden en distinto barrios, alertan de nueva modalidad antes de entraderas, y otra vez apareció el sentimiento de justicia por mano propia de familiares o amigos de los damnificados de delitos.

Los hechos delictivos en Avellaneda lejos de bajar crecen, aunque desde la gestión municipal se intente informar que “todo es hermoso y no cuesta nada”, pero la realidad está en los dichos vecinales, como el de María y Jorge, víctimas de delincuentes en dos ruedas, al decir que “los motochorros son la caballería de la delincuencia”. Lo peligroso, es el hartazgo y la justicia por mano propia.

Asimismo, ante varias entraderas fallidas en Quinta Galli y Sarandí, un grupo de frentistas mayores, viejos del barrio y temerosos- manifestaron a este medio que “otra de las formas de saber si las casas están vacías por vacaciones, es poner un precinto en las rejas, que si al otro día sigue sin cortarse, da a entender que no hay nadie. Y así tratan de romper puertas o ventanas. En Quinta Galli hay alarmas vecinales, pero inclusive la custodia que tiene el intendente en su casa no puede moverse de ese lugar”.

Pero la peripecias vecinales por arrebatos, asaltos y robos de toda clase, tuvieron el domingo otro hecho insólito, porque “en Cangallo y Méndez, mientras un móvil de C5N, informaba de los robos en Avellaneda, a una cuadra, en Cangallo y Corvalán, robaban un auto y golpeaban a su dueño. También había una moto robada en Cotagaita y Cangallo. Terrible la inseguridad en la que vivimos”, resaltaron los vecinos.

Peligro de mano propia

Carlos Cuña, comentó en la redes sociales que “ en Díaz Vélez y pasaje Mendoza le robaron el celular a mi sobrino y a su novia y por gusto lo golpearon, le hicieron un tajo en la cabeza. Saben que agradezco, no que no le hayan hecho algo más porque lo lastimaron, agradezco no haber estado presente con el auto porque los hubiera pasado por encima con moto y todo. Lamentablemente, ese sentimiento es cada vez más fuerte entre los vecinos”.

Otro comentario, dio cuenta que hubo un intento de robo de un auto en Perú y México, Piñeyro, los vecinos corrieron a un muchacho -no tenía armas- y hubo un momento en que pareció que querían lincharlo, cosa que no ocurrió -se aclaró- y luego fue detenido. “Estaba muy drogado”, precisaron.

Y para cerrar la ola delictiva, un vecino de Gerli, que reside a la vuelta de una sede policial -Heredia al 1700-, fue víctima de un robo de herramientas de su camioneta, y fue la segunda vez.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados