viernes 28.11.2014 - Actualizado hace
Fútbol
19 | 03 | 2014
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los mensajes de texto, clave en el caso de abuso en Independiente

0
Comentarios


Luego del hecho, Alexis Zárate y Martín Benítez intercambiaron varios SMS y esa pista será fundamental en la causa que investiga el fiscal Guillermo Castro. Los otros detalles que complican aún más al único denunciado y todas las hipótesis

Los mensajes de texto, clave en el caso de abuso en Independiente
Alexis Zárate y Martín Benítez, futbolistas profesionales de Independiente
Foto:

La escandalosa denuncia de abuso sexual en la que se vieron involucrados tres jugadores de Independiente sacudieron aún más la vida del club y los graves detalles que aparecen con el correr de las horas no ayudan para que en Avellaneda se hable de fútbol.

En la mañana del miércoles se presentó ante el fiscal Guillermo Castro el abogado de la querella, Omar Luis Daer, y entre otras cosas le va a aportar los mensajes de texto que mantuvieron Alexis Zárate y Martín Benítez, algunos de los cuales éste le reenvió a su novia Giuliana Peralta.

¿Qué contienen esos mensajes? Si bien nunca quedó claro cuál fue la reacción de Benítez tras lo ocurrido, el canal C5N adelantó que en dicho intercambio telefónico Zárate habría reconocido la culpabilidad y se mostró preocupado.

Daer contó que Benítez le pidió perdón a Peralta y la llamó durante toda la mañana del domingo, aunque el abogado del futbolista, Roberto Schlagel, deslizó en declaraciones televisivas que su defendido no cree del todo el relato de la chica. Dicha hipótesis se apoya en la liviana reacción que habría tenido Benítez con su compañero Zárate, por el momento único denunciado en la causa.

Otro detalle que agravaría la situación de Zárate son los magullones en los brazos que presentaría la joven, quien intentó pedir ayuda a su novio mientras estaba siendo atacada y mientras él dormía. En el forcejeo con Zárate se habrían producido esas marcas y el fiscal se pregunta si Benítez fue cómplice de la situación.

De acuerdo a la reconstrucción de su abogado, la víctima, una universitaria de 21 años, se fue del departamento de Wilde donde ocurrieron los hechos, se higienizó y, siete horas después, se presentó junto a sus padres en la comisaría quinta de Avellaneda para presentar la denuncia. Benítez no la acompañó.

Comentarios Facebook