sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
11 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El terreno, el calor y los animales salvajes, claves de la detención

0
Comentarios


DIARIO POPULAR recorrió los dos kilómetros que separan el lugar donde habían atrapado a Martín Lanatta y en el que este lunes detuvieron a Christian Lanatta y Víctor Schillaci. Las fuerzas de seguridad apostaban a los obstáculos de la geografía de la zona.

El terreno, el calor y los animales salvajes, claves de la detención
Cayastá. Foto: Agostina Alomar

Foto:

La búsqueda de los tres prófugos llegó a su fin. Primero cayó Martín Lanatta y en la mañana de este lunes fueron capturados Christian Lanatta y Víctor Schillaci.

Las fuerzas de seguridad apostaban a las dificultades del terreno para dar por terminada una búsqueda que paralizó al país durante los últimos 15 días. El calor, la humedad y los animales salvajes fueron los principales obstáculos que le presentó la geografía de la zona.

DIARIO POPULAR recorrió los dos kilómetros que separan a la ex arrocera Trimacer, en donde apresaron a Martín Lanatta, y el lugar en el que capturaron a Christian Lanatta y Víctor Schilacci. Pastos altos, llanuras y bañados en el medio. La zona que los separó no es sencilla. Incluso, el primero de los recapturados al ser aprehendido pidió por favor que encuentren a sus cómplices porque si no "se iban a morir".

      Recorrido el camino por donde estuvieron los prófugos.mp4

Serpientes venenosas, morenas (en el agua) e incluso algunos lugareños que señalaban que eventualmente podían cruzarse con algún puma: la fauna del lugar tampoco generaba un escenario optimista para los prófugos.

Los caminos son difíciles para una persona sin conocimiento del lugar. Caminos arenosos y baches hacen muy complicados el andar. Imposible hacer movimientos bruscos, como los que hizo el conductor del vehículo ploteado como Gendarmería Nacional que terminó en vuelco.

Ese hecho dejó malheridos a los fugados en Campo del Medio y tuvieron que buscar un lugar para esconderse. Allí, optaron por internarse en el campo. Y se encontraron con que el único agua disponible para saciar su sed era la que provenía de las inundaciones que azotan la zona.

La humedad hace que sea casi imposible respirar. Los mosquitos molestan todo el tiempo. El sol quema. Los caminos repletos de arena resecan la garganta.

Los tres asesinos no pudieron con el terreno. Terminaron vencidos por el hambre, por el cansancio y por una geografía contra la que no tuvieron chances. La ley de la naturaleza, en definitiva, hizo que terminaran entregados a la ley.


      Embed






Comentarios Facebook

El camino por el que anduvieron los prófugos
Anterior Siguiente