viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
29 | 02 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La confesión de uno de los asesinos de las turistas mendocinas

0
Comentarios


Uno de los detenidos reveló detalles sobre mataron Marina Menegazzo y María José Coni en Montañita. Según el fiscal, uno de los criminales actuó con un palo y otro, con un cuchillo

La confesión de uno de los asesinos de las turistas mendocinas
Foto:

El fiscal ecuatoriano Eduardo Gallardo Rodas, quien investiga el asesinato de turistas las argentinas Marina Menegazzo y María José Coni en Montañita, confirmó que uno de los hombres detenidos por el hecho "confesó" su participación y señaló que reveló detalles de lo ocurrido esa noche.

Gallardo Rodas indicó que de acuerdo con el relato de uno de los detenidos, las jóvenes argentinas le habrían manifestado a su amigo, el otro detenido, que "no tenían dinero para hospedarse", por lo que los ahora imputados las invitaron a su casa, donde se desencadenaron los hechos.

"El sospechoso manifestó que se fue con una de las señoritas a un dormitorio. La muchacha se molestó y lo empujó y él, que estaba en estado etílico, se enojó, tomó un palo y le propinó un golpe en la cabeza", relató el fiscal. En declaraciones a radio La Red, Gallardo Rodas señaló que tal fue la magnitud del golpe, que la mujer argentina habría muerto "en el acto".

"El sospechoso relató que después se dirigió al otro dormitorio, donde estaba su amigo con la otra muchacha y vio que había mucha sangre. Aparentemente la otra joven tenía una puñalada, pero todavía estaba con vida", añadió el fiscal.

      Embed

Además, el funcionario judicial ecuatoriano indicó que el presunto asesino declaró ante la Policía que luego de los hechos su amigo se escapó y fue él, al quedar solo, quien decidió "embalar" los cuerpos y arrojarlos en una playa cercana, donde finalmente fueron encontrados.

Los dos hombres, que fueron detenidos durante la madrugada, tienen más de 30 años, pero hasta esta mañana sus identidades no fueron confirmadas oficialmente. Como consecuencia de lo sucedido, los detenidos enfrentan penas de 22 a 26 años de prisión, de acuerdo al Código Orgánico Integral Penal de Ecuador.

      Embed

Comentarios Facebook