sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
11 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Griselda Siciliani: “siento que conozco el mundo de los dos roles”

Luly Vitcop
0
Comentarios
Por Luly Vitcop


Dice que es una chica de barrio y por eso sabe los códigos de Nina. Pero también está familiarizada, por la profesión, con los secretos de Mara. Lo extraño de competir con Suar y las ganas de hacer cine juntos.

Griselda Siciliani: “siento que conozco el mundo de los dos roles”
Foto:

Primera cuenta pendiente saldada en su carrera artística. Griselda Siciliani, pareja del mandamás de El Trece, Adrián Suar; es la nueva figura de la competencia, Telefé, con el protagónico absoluto y en un doble personaje en Educando a Nina, un producto de Sebastián Ortega, que debuta mañana en el horario central de las 21.30.

Por este trabajo que le resultó imposible de rechazar, la actriz confesó que debió demorar aún más su segunda cuenta pendiente en su labor que es la de trabajar por primera vez con Adrián Suar en una comedia, pero para la pantalla grande. El Chueco hoy en la taquilla arrasa con la segunda película junto Valeria Bertuccelli, Me Casé con un Boludo.

"Tenemos muchas ganas de trabajar juntos, ya como pareja, en 2005 en la comedia televisiva Sin Código nos empezábamos a conocer. El plan lo tenemos pero también se demoró porque a su vez Educando a Nina también sufrió un retraso", contó una entusiasmada Griselda y aclaró que hoy tiene puesta la camiseta de la ficción.

No es para menos. Griselda fue muy buscada por Telefé y Sebastián Ortega. A tal punto que las autoridades de la emisora de San Cristóbal la subieron al papel de figura antes de su debut con una promoción integral de la grilla. Sus personajes, la cheta Mara y la bailantera Nina, son las que anuncian la nueva programación de abril en adelante.

En 2014 con un pequeño papel en Viudas e Hijos del Rock&Roll, la anterior comedia romántica de Sebastián Ortega, la actriz dejó una estela con su papel de Susana, la novia del protagonista Damián de Santo. Sólo ingresó por un mes y medio y en su paso dejó una excelente impresión en la piel de chica de clase media alta y concheta.

Tuvieron que pasar dos años para Griselda sea la gran protagonista de una de las comedias blancas que se ajustan a la pantalla de Telefé. Ella misma lo dijo: "Estoy chocha. Es un programa espectacular. Se van a caer de culo en el canal de la familia".

El humor de la actriz trasciende la pantalla y este protagónico "yo lo vivo más como una oportunidad que un desafío. Esto último se refiere a la oferta de algo que es creíble. En cuanto a la oportunidad, es una comedia con dos personajes al frente, pensado para mí especialmente. A partir de ahí, hay mil cosas más, como estar a la altura de los acontecimientos con mi trabajo. Soy muy obsesiva y en este caso lo siento como un tremendo regalo".

Aunque se trate de una comedia blanca con muchos personajes, En el caso de Siciliani está en todas las escenas de los 80 capítulos al interpretar a Nina, bailarina y corista de bailanta, y a Mara, la típica niña rica. La actriz señaló que la ficción no tiene "puntos en común" con la tiras de Naty Oreiro, por Muñeca Brava (Telefé, 1998) o Kachorra (Telefé, 2002) por los orígenes humildes de sus personajes sino más bien con Andrea Del Boca en Celeste, Siempre Celeste (El Trece, 1993), en referencia al formato de arrancar con hermanas mellizas que son separadas al nacer.

Nina y Mara son hijas del mismo padre (Juan Leyrado), pero son criados en mundos sociales muy diferentes. En lo personal, Siciliani se ubica en un paso intermedio entre ambos personajes: "A Nina lo vivo como una actuación más natural porque es la heroína, la chica de barrio que tiene una verdad específica. Yo nací en Caballito y pasé la adolescencia en Villa Luro, tampoco soy la concheta y hueca de Mara. Pero siento que conozco el mundo de las dos. El snobismo, la moda y el glamour de Mara lo tengo muy asimilado por la profesión".

No sólo que retrasó en cine un proyecto de comedia junto a Suar, sino que en la televisión con Educando a Nina desacomoda a su marido como programador de El Trece que a partir del lunes la tira insignia del canal, Los Ricos No Piden Permiso pasa de las 23 a las 21.30 para competir directamente con Educando a Nina. No sólo se mide con una tira de Suar, sino que la protagoniza la ex mujer de El Chueco, Araceli González.

"Me tienen terror", bromeó Siciliani y ya más seria señaló que "entiendo a Adrián. Yo también llevaría lo mejor que tengo para competir con un estreno. Y la verdad siempre es difícil competir con una ficción, más aún con las pocas que tenemos en nuestra televisión. Siempre pasa lo mismo, tenemos amigos del otro lado. Igual era un cambio que se temía que dar por la vuelta de Marcelo Tinelli en mayo. No lo cambiaron tanto por mí, creo que era inevitable", remató Siciliani.

Por las extenuantes horas de grabaciones diarias, Siciliani rebajó siete kilos: "Es cierto que para el personaje de Mara, la chica de la moda, más cheta, tiene que tener un cuerpo más estilizado. Siempre para trabajar me pongo las pilas y cuando sé que no es por trabajo, me como todo. No tengo la obsesión del cuerpo perfecto para la vida. me crié en la escuela nacional de danzas y sé cómo hay que prepararse para los trabajos".

      Embed

Comentarios Facebook