lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
General
17 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un potencial peligro que se conocía desde diciembre

0
Comentarios


Hace cuatro meses, Claudio Izaguirre alertó en DIARIO POPULAR sobre la llegada de Superman, una variante aún más tóxica que el éxtasis y a la que se adjudica la tragedia en Costa Salguero.

Un potencial peligro que se conocía desde diciembre
Crédito: @Time_Warp
Foto:

E l 20 de diciembre pasado, la tapa de DIARIO POPULAR alertaba sobre una nueva droga de diseño llamada "Superman", que tomaba la receta del "éxtasis" pero muchísimo más tóxica y que venía causando problemas importantes en distintos puntos de Europa, incluso con consumidores que fallecieron. 

En el informe, el especialista Claudio Izaguirre advertía sobre la posibilidad concreta del arribo de la sustancia a eventos en Argentina. Ahora, ante el lamentable saldo de lo acontecido en Costa Salguero y otros hechos similares registrados en el último tiempo, el experto pidió la inmediata prohibición de las fiestas electrónicas en el país, argumentando que sólo son espacios para que los fabricantes de drogas comercialicen sus productos tóxicos.

"En diciembre lo advertimos a través de DIARIO POPULAR. Algunos medios lo tomaron, se difundió ampliamente la información, pero pareciera que las autoridades no tomaron debida cuenta del asunto. Desde la Asociación Antidrogas de la República Argentina trajimos la noticia para que se trabajase en el desastre que se preveía. Esto no ocurrió, y ahora tenemos vidas arrebatadas, familias destrozadas", dijo Izaguirre.

En el informe se indicaba que en Europa los traficantes vendían las pastillas de "Superman" como si fueran éxtasis (o MDMA), pero las autoridades sanitarias y organizaciones dedicadas al control de drogas alertaron que circulaban comprimidos de este tipo adulterados con PMMA, un compuesto potencialmente tóxico que puede llegar a causar la muerte.

      tapa popu droga superman.jpg

Asimismo, se señalaba que en el territorio de la Unión Europea las pastillas combinadas con el peligroso PMMA se ha relacionado con un número considerable de intoxicaciones no fatales y con alrededor de 50 muertes en diferentes estados miembros desde 2001. Cabe destacar que las pastillas van cambiando de nombre, y reciben pequeños retoques en su composición química. "Se trata de una estrategia comercial. Anuncian que surgió una nueva droga y todos los consumidores la quieren comprar", dijo Izaguirre.

En términos de la aparición de las pastillas en los eventos del país, Izaguirre sostuvo que "los que producen este tipo de sustancias toman la receta a través de los contactos de internet con sus pares en Europa o Estados Unidos, y el problema es que la sustancia puede tener algún componente distinto o una modificación molecular, lo que termina por convertirla en un veneno".

"En realidad, lo más interesante es que las fiestas electrónicas son espacios donde se promociona el vendedor de drogas de diseño. Los productores de estas pastillas aprovechan las fiestas para puntualmente para promover su producto. ¿Cómo vamos a hacer las autoridades para frenar los envenenamientos masivos? No está de más el control de nocturnidad, por ejemplo el que realizamos en La Pampa, muy estrictos. Molestan tanto que causan protestas de los dueños de boliche", señaló Izaguirre.

Acerca de la droga "Superman", en el informe español se indicaba que "el PMMA es muy potente y tiene muchos riesgos para el consumidor. El tiempo que el MDMA tarda en hacer efecto es de entre media hora y una hora, a diferencia del PMMA, que tarda más tiempo. El resultado es que el usuario que toma PMMA, o una pastilla combinada, cuando ve que no le sube, tiende a pensar que la dosis que ha ingerido es baja y vuelve a tomar más de modo que cuando pasan dos horas y se desencadena el efecto psicotrópico aumenta el riesgo de que sea mayor la cantidad tóxica consumida. Es fácil llegar a una hipertermia y a un fallo orgánico a todos los niveles".

"Tenemos que tomar una decisión fuerte, contundente. Basta de transar con los dueños del veneno. Jamás dejaríamos que nuestros jóvenes compren cianuro en los kioscos, sin embargo dejamos que les vendan pastillas tóxicas, que les afectan el sistema nervioso central. Quienes no mueran, seguro tendrán problemas cardíacos o neurológicos. Hay que prohibir ya las fiestas electrónicas, sólo se utilizan para vender pastillas de diseño", dijo Izaguirre.

      Embed

Fiestas sin control ni seguridad

Hace cuatro años que venimos advirtiendo al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires -desde que era Jefe de Gobierno Mauricio Macri al actual Horacio Rodríguez Larreta- que las fiestas electrónicas son cada vez más numerosas y descontroladas. Mientras tanto el Gobierno de la Ciudad sólo se remite a "autorizarlas" pero no hay ningún tipo de observación previa de las instalaciones, los asistentes y la posibilidad de que haya drogas; tal como ocurrió en la "Time Warp Argentina" donde aparentemente hubo drogas de diseño que terminaron matando a cinco jóvenes.

El Artículo 34 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires expresa taxativamente que la seguridad es un deber irrenunciable del Estado.

Ni hubo ni hay seguridad en fiestas como la "Time Warp Argentina", donde miles de jóvenes concurren a un lugar cerrado sin control policial para que no se vendan drogas y dónde los chicos que iban a bailar terminan muriendo.

Buenos Aires como ciudad top de América Latina no es ajena a las fiestas electrónicas pero es justamente el Gobierno de la Ciudad el que debe dar controles suficientes para que este tipo de tragedias con drogas no se produzcan. Ya no hay excusa acerca de que no hay manejo ejecutivo de la Policía, toda vez que la Policía Federal Argentina está bajo el mando del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y su Ministro de Justicia, Martín Ocampo.

Según encuestas llevadas adelante por el Equipo Multidisciplinario de Defendamos Buenos Aires, en la entrada de las últimas fiestas electrónicas, los asistentes confesaron que es habitual el consumo de drogas de diseño. Según los testimonios recogidos pudimos establecer que el 70% de los consumidores toma entre un cuarto y una pastilla por vez.

Cuando se les preguntó acerca de los efectos que consiguen, las tres cuartas partes de los encuestados respondieron que eran positivos. En la mayoría de los casos consumen con amigos, conocidos o en pareja, es decir, con personas con las cuales hay cierta confianza y afinidad, esto surge como determinante para tener un "buen viaje". Podemos reafirmar así la asociación entre este tipo de consumo y el carácter lúdico, público y divertido que lo caracteriza.

Pero no hay que olvidar que detrás de la producción, comercialización y lavado de activos de esta droga como de todas las demás está el temible narcotráfico que nunca toma en cuenta la salud y la vida del consumidor y es muy posible que en la fiesta "Time Warp Argentina" se haya utilizado algún tipo de veneno para favorecer el efecto alucinatorio de la droga que terminó siendo letal para la vida de al menos cinco muchachos argentinos.

Por Javier Miglino, Abogado y titular de la organización Defendamos Buenos Aires


      Embed


Comentarios Facebook