jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Río de Janeiro 2016
10 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Papelón: la Selección olímpica, afuera en primera ronda

0
Comentarios


El equipo comandado por el Vasco Olarticoechea volvió a jugar mal, empató con Honduras 1-1 y quedó eliminado por diferencia de gol. Correa falló un penal que hubiera puesto en ventaja al conjunto albiceleste

Papelón: la Selección olímpica, afuera en primera ronda
Foto:

El caos que sacudió las estructuras del fútbol argentino en la previa de los Juegos Olímpicos tuvo un resultado lógico: la eliminación de la Selección Argentina de Río 2016 en primera ronda. Un equipo que se completó de apuro, que llegó al país vecino sin que sus intérpretes se conocieran y que, desde lo estrictamente futbolístico, no dejó nada digno de recordar en los seis días que duró su ilusión.

Porque, aun cuando el Vasco Olarticoechea se había hecho cargo del equipo prácticamente en la víspera de la competencia, los rivales que enfrentaría en el Grupo D invitaban a pensar en, al menos, una clasificación a cuartos de final que dejara al equipo al borde de una nueva medalla.

La cosecha dejó: derrota 2-0 frente a Portugal, victoria 2-1 ante Argelia y empate 1-1 contra Honduras, el rival al que debía vencer en Brasilia para no quedar eliminada por diferencia de gol. Como finalmente sucedió.

Después  de que Gerónimo Rulli le atajara un penal a Bryan Acosta sobre el final del primer tiempo, en el complemento Argentina no encontró respuestas para convertir el tanto que necesitaba, incluso cuando tuvo una inmejorable ocasión por la misma vía de los doce pasos: Ángel Correa le erró al arco. Quedaban 35 minutos por jugar.

      Embed

La tercera fue la vencida... pero la capitalizó el rival: esta vez, el ex arquero de Estudiantes de La Plata no pudo evitar que los hondureños se pusieran en venta por intermedio de Antony Lozano.

A partir de ese momento, la Selección fue un torbellino de desaciertos apenas mechado por una ráfaga de ganas que la acercó al arco rival. Recién en el segundo minuto de los seis que adicionó el árbitro pudo empatar, gracias a un tiro libre ejecutado por Mauricio Martínez.

El reloj y los nervios consumieron lo que quedaba de Argentina. La imagen final mostró a un grupo de jugadores desahuciados  y a las piñas con los rivales. Una imagen a tono con la del fútbol argentino entero.

El relato y las estadísticas del partido:
      Embed




      Embed


Comentarios Facebook