miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
03 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Guillermo: "Siempre que hay una Libertadores y no está Boca, se siente"

0
Comentarios


El técnico de Boca se mostró "dolido, como todos los hinchas" por la eliminación ante Central de la Copa Argentina que dejó al Xeneize sin chances de disputar el máximo torneo de clubes del continente en 2017. "Ya está, ha pasado otras veces, hay que levantarse", apuntó.

Guillermo: Siempre que hay una Libertadores y no está Boca, se siente
Crédito: Juan José García
Foto:

"El objetivo era pasar y no pasamos". Pum. Corto y contundente, como ese lapso en que Central le tiró dos golpes en un puñado de minutos para abrir un partido enredado. "Más allá del análisis, el objetivo era pasar", aseguró Guillermo Barros Schelotto, cuando el reloj marcaba la medianoche en Córdoba, y Boca ya sabía que la derrota por 2-1 ante Central, por los cuartos de final de la Copa Argentina, no sólo lo dejaba sin la chance del título sino que le cerraba su único camino posible de clasificación a la Copa Libertadores 2017.

"El primer tiempo fue muy parejo, trabado, con pocas situaciones. En cuatro minutos nos llegaron dos veces y nos hicieron dos goles... Nos queda el dolor y el sabor amargo de la derrota", explicó el Mellizo, con el tono de voz que la situación ameritaba.

"En lo futbolístico, tuvimos situaciones como para empatarlo y no pudimos. Me queda la sensación de que merecíamos más, pero estos partidos son 90 minutos y hay que ganar, y no lo hicimos", apuntó.

La coraza que buscaba mostrar con cada frase, de a poco se fue agrietando. Y algunas sensaciones viscerales se exteriorizaron en el técnico de Boca. 

      Embed

"Siempre que hay una Libertadores y no está Boca, se siente. Pero ya está, ha pasado en otros momentos. El fútbol y las vida tienen estas cosas, golpes ante los que hay que levantarse. El domingo hay que ganar. Los hinchas sienten lo mismo que nosotros, el dolor por haber quedado afuera de la Copa".

Las preguntas iban y venían. El nivel del equipo. La frustración por la eliminación. El juego. El resultado. El futuro. "¿Si es mi momento más crítico como técnico de Boca? Sí, porque estábamos bien para pasar, el rival sacó ventaja en el primer tiempo y la defendió en el segundo, no fue superior, estábamos para más. Pero quedamos eliminados ante un gran rival. Es un golpe anímico fuerte, pero la exigencia de Boca es levantarte de cualquier golpe para llegar bien al próximo partido".



      Embed


Comentarios Facebook