viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Tenis
28 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

"Esto se lo dedico a los que me tildaron de mufa", disparó Diego

0
Comentarios


El 10 dijo que le pidió la raqueta a Del Potro, destacó el trabajo de Delbonis, cargó contra Humbertito Grondona y le dejó un mensaje a Mauricio Macri: "Lo único que deseo es que llegue a cortar el pan dulce como presidente de los argentinos".

Esto se lo dedico a los que me tildaron de mufa, disparó Diego
Foto:

Auténtico. Diego, en Zagreb, muestra su versión más genuina. La alegría por la obtención de la Copa Davis de Argentina lo tiene feliz: "Estoy contento dentro de mi alma", dijo el Diez, que pasó por todos los temas: desde Mauricio Macri hasta Fidel Castro.

El Diez, primero, destacó el trabajo de Juan Martín del Potro: "Lo que hizo Del Potro ayer es de locos. Hay que ponerlo en claro: Cilic jugó un partido extraordinario para ganarle a cualquier top ten. Y Del Potro lo supo domar. Aprovechó lo poco que le dio Cilic". Contó que "le besó la muñeca" y reveló cómo fue el diálogo con el tandilense en el vestuario: "Cuando lo fui a saludar, salió con dos toallones, me abrazó, me dijo gracias por venir. Me dijo: '¿Vos no eras mufa?'. Ay, Dios. Se lo dedicó a todos los que me tildaron de mufa, al heredero de lo que robó el padre en FIFA, a Humbertito Grondona, que me tildó de mufa... es más desubicado que bocina de amor".

Maradona se quedó con una raqueta de cada jugador, pero su preferida es la de Del Potro: "'Llevate lo que quieras', me dijo, y me dio la remera. 'Qué camiseta, a mí dame la raqueta', le dije. Tengo todas: la del Yacaré, la de Fede, la de Pella", agregó en diálogo con TyC Sports.

"Cuando faltaba un punto le agradecí a Dios, a mamá, a papá, a Fidel. Cuando me levanté a la mañana fui al baño, no le había dicho ni buen día. Solo les pedí a ellos que ganaran los chicos la copa. Y esto que me concedió una vez más Dios, estoy muy agradecido", señaló el campeón del mundo en México '86.

En cuanto su vínculo con el deporte argentino, manifestó: "Yo fui con los Pumas con la selección de vóley, con la de básquet, con las Leonas. Donde ondee una bandera argentina, ahí voy a estar, pese a quien le pese, y que me llamen como me llamen. Lo hago con el amor que puede tener toda Argentina con su bandera. Acá no hay pasajes regalados, hoteles regalados como hacía ese (en referencia a Humberto Grondona). Yo lo saco de mi bolsillo, de mi trabajo, y voy a ver a los muchachos a todo el mundo. Por eso los muchachos, cuando llego, se ponen contentos porque dicen: "El que levantó la copa en el '86", nos viene a ver. Porque soy un hincha más".

A su vez, volvió a recordar a Fidel Castro, contó que el 4 de diciembre llegará a La Habana para despedir al líder revolucionario, y dejó un mensaje para el pueblo argentino: "Les quiero decir que yo no me quiebro. Soy cristinista. Y lo único que le pido a Dios es que Macri llegue como presidente a cortar el pan dulce. Nada más", cerró.

      Embed

      Embed

Comentarios Facebook