Regresa la familia de superhéroes más divertida del cine y la animación festeja otro golazo de Pixar que supera ampliamente al producto original.

Pasaron nada menos que 14 años (¡!) para que Pixar/Disney le diera luz verde al estreno de Los Increíbles, al legendaria película animada de 2004 que tan buenas críticas despertó en su tiempo.

Claro que esa era otra época, en la que el cine de superhéroes sólo tenía algunos films de Batman, Spider-Man y X-Men, y por eso el regreso de estos personajes está enmarcado en un contexto en el que hay una sobresaturación del mercado.

De todas maneras, la película de Brad Bird -un director tan grande en el mundo de la animación (El Gigante de Hierro, Ratatouille) como en el cine convencional (Misión Imposible Protocolo Fantasma)- se las ingenia para entretener a lo grande con una historia plagada de gags y referencias implícitas a los comics de ese género; y con una as fundamental bajo la manga: el bebé Jack Jack.

Tráiler de Los Increíbles 2

Sí, el pequeño ya había tenido su “bautismo de fuego” en la anterior entrega (y en el corto que venía con el DVD de la película original) pero en esta secuela alcanza un alto grado de protagonismo, al punto que hay que preguntarse cuál es el porcentaje de la trama que se apoya en sus aventuras.

La trama retoma la historia de los personajes desde donde se quedó la primera entrega, con un villano que decide destruir el mundo de la superficie y la familia que demuestra poca pericia para atraparlo. Eso lleva a que el Gobierno decida terminar con el programa de protección de superhéroes y la familia Parr termina en un hotel.

Pero –siempre hay un “pero”- un multimillonario del mundo de las comunicaciones decide que es hora de empezar una campaña de redención de los superhéroes y por eso les ofrece ser activistas de primera hora. Acá, y siguiendo en la línea progresista de empoderamiento de la mujer, el magnate Winston Deavor (voz original de Bob Odenkirk, el de Better Call Saul) decide que no sea el musculoso Bob (Craig T. Nelson) su vocero sino su esposa Helen (Holly Hunter) que causa menos daños y es “más eficiente”.

Esto hace que el grandote, que era el alma mater del anterior film, pase a un rol de “amo de casa” y se dé cuenta de las vicisitudes que representa mantener una casa (en este caso una mansión prestada por Deavor) y cuidar a los tres niños de la pareja, con los problemas que cada uno de ellos acarrea.

La película supera y por mucho a su antecesora, no sólo a nivel historia –con muchos más personajes y situaciones por demás graciosas- sino también a nivel técnico ya que Pixar demuestra una vez más la capacidad y el talento que tiene en sus estudios. Los movimientos, los efectos y las texturas, todo está cuidado al detalle y contribuye a convertir este film en uno de los más recomendables del género de los últimos años.

Bao y otros cortos de PIxar

Además, y como previa, se proyecta el corto Bao, el segundo de Pixar dirigido por una mujer –la ascendente Domee Shi- y que narra el caso de una mujer de ascendencia china que sobrelleva el síndrome del “nido vacío” de la mano de un “bao” (un bollito comestible) que cobra vida y se convierte en su hijo por algunos días. Emotivo, efectivo aunque con un final que quizá los más chicos no lleguen a comprender del todo.

Puntaje: 8

Los Increíbles 2 (Incredibles 2) Origen: Estados Unidos/2018). Guión y dirección: Brad Bird. Música: Michael Giacchino. Edición: Stephen Schaffer. Distribuidora: Disney. Duración: 118´. ATP. En versión doblada al castellano o subtitulada (en algunas funciones nocturnas).

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados