La muerte de una rinoceronte y una jirafa en menos de dos semanas generó controversias sobre el estado del ex Zoológico de la Ciudad. Ambientalistas sostienen que hay un "abandono total" para favorecer un negocio inmobiliario millonario. De qué trata el proyecto que impulsa el Gobierno de la Ciudad en la Legislatura

El sábado 14 de julio falleció Ruth, la rinoceronte blanca del Ecoparque. El diagnóstico fue una infección generalizada que se acentuó en las horas previas al deceso. Diez días después, la jirafa Shaki tuvo una descompensación generalizada que acabó con su vida, aunque antes no había presentado ningún síntoma.

Lo que para las autoridades del ex Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires se trató “de una lamentable coincidencia”, para distintas organizaciones y abogados ambientalistas es parte de un plan macabro para “deshacerse de todos los animales” y dar lugar a un proyecto inmobiliario millonario en Palermo, uno de los barrios más caros por metro cuadrado en la gran urbe.

Ecoparque

El Proyecto Ecoparque mantiene en vilo a la administración del Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta desde el 23 de junio de 2016 cuando se anunció el fin de una era: el cierre definitivo del histórico Zoo porteño. A partir de allí y con impulso del extinto Ministerio de Modernización que estaba a cargo de Andy Freire (contactado por este medio prefirió no hablar del tema), se encaró el objetivo de la transformación de las 18 hectáreas que comprenden al predio que llegó a estar habitado por más de 1.500 animales desde 1.874, en tiempos en los que el faro era Europa.

“Queremos dejar atrás ese concepto victoriano de zoológico, en donde se exhibían a los animales y no se los cuidaba como correspondía. Nosotros buscamos un espacio interactivo, en donde los chicos, sobre todo, aprendan a cuidar a la naturaleza”, explica una fuente del parque a POPULAR.

Ecoparque

Según el texto que se discutirá en la Legislatura el 28 de agosto, se pretenden habilitar 12 hectáreas de acceso gratuito (se sumará más verde), dividir los espacios en “eco-regiones”, generar sinergias al estar integrado a los vecinos Jardín Botánico y Parque Tres de Febrero y realizar mejoras en las salas de necropsias y veterinaria y contendrá un centro de rescate y un hospital veterinario.

A la fecha ya fueron derivados 432 animales, y la población actual es de 855 individuos. En las últimas semanas fueron trasladados a The Wild Animal Santuary, en Colorado, Estados Unidos, dos osos pardos. El plan es que queden unos trescientos.

Ecoparque

“Son pocos los que se pueden derivar. Acá hay animales que no podrían adaptarse a otro hábitat. Si sucede eso, se morirían”, detalla Federico Ricciardi, responsable de prensa del Ecoparque.

Malala Fontán, referente de la agrupación Sin Zoo, prefiere llamar al proyecto como “ecofraude del Gobierno de la Ciudad”. “Hicieron anuncios maravillosos diciendo que iban a trasladar a todos los animales, pero no lo hicieron. Sólo pusieron un cartelito que hice Ecoparque”.

“Es obvio que quieren hacer un negocio para ellos. Fijate cuánto vale cada metro cuadrado ahí. Es un montón de plata. Y por eso los animales son una molestia”, critica Fontán, que promueve una cruzada durante la sesión: “Nos vamos a movilizar para impedir que sigan matando animales y nos dejen de mentir con que harán un lugar interactivo”.

Lo que se encuentra signado por cuestionamientos son las concesiones de algunos de los 52 edificios que están considerados como Patrimonio Histórico. En junio pasado, en el recinto se aprobó el pase a empresas privadas de 33.050 metros cuadrados por plazos de entre 10 y 20 años.

De acuerdo a fuentes a las que accedió este medio, “al menos seis serán concesionados y son los que están cerca de la avenida la entrada principal en avenida Las Heras y Sarmiento”. En ese grupo estarían la Casita Bagley, la reconocida confitería del Águila y el reptilario.

Sin embargo, sospechan que podrían adjudicarlas a comercios gastronómicos y, como consecuencia, se teme que se cree un polo de locales afines.

El abogado ambientalista Enrique Viale mantiene una ciega desconfianza sobre esos terrenos: “La rinoceronte y la jirafa mueren en los dos espacios que el Gobierno quiere concesionar. No creo que sea pura coincidencia, pero sí hay una intención de abandonarlos, dejarlos morir”.

Ecoparque

En la misma sintonía se expresó el legislador Adrián Camps (Partido Socialista Auténtico) al considerar: “Me llama la atención que pretendan discutir también las concesiones al mismo tiempo que se discuten las transformaciones del predio”.

Camps denuncia que el proyecto que propuso el Pro “es una copia” del suyo, pero no exacta. “Se nota que leyeron lo que presentamos hace unos años, tomaron los puntos más interesantes, como las eco-regiones del país y lo educativo, lo académico”.

El 28 será una jornada clave para el antiguo Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires. El oficialismo tiene la mayoría de las bancas y se prevé que sea aprobado.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados