El periodista recordó que se fue de su casa a los 14 años porque se le hacía imposible seguir viviendo allí, y también dos ocasiones en las que detuvo aviones realizando amenazas de bomba

El legendario periodista Samuel Chiche Gelblung sufrió un severo problema en sus cuerdas vocales el jueves de la semana pasada que, sin embargo, no le impidieron concurrir a la grabación del ciclo PH (Podemos Hablar) con Andy Kusnetzooff, que se emitió finalmente el sábado por la noche.

Allí, con un vaso de agua para aclarar la garganta, el ex director de Gente, relató en el “punto de encuentro” una triste anécdota familiar que lo llevó a tomar la decisión de abandonar la casa de sus padres a los 14 años.

“Yo no tengo estudios secundarios y lograr ciertas cosas me contó mucho trabajo. Hice muchas cosas y me banqué seis meses yendo a una redacción a pedir trabajo hasta que me lo dieron. Me fui de mi casa a los 14, a un depósito a cuidar huevos podridos a cambio de que me den un lugar. Me fui porque se habían planteado situaciones complicadas de familia que tenían que ver, básicamente, con la religión. Yo vengo de una familia en la que mi papá era comunista, mi madre no era muy religiosa pero sí tenía mucha influencia y mi hermano se puso de novio con una católica, y en ese entonces eso era una tragedia”, contó el creador del recordado “Memoria”.

ADEMÁS:

Verónica Perdomo en #PodemosHablar: "Cuando estaba internada tuve sexo en el sanatorio"

“Y se hizo imposible la vida porque venía mi abuela materna, que era la religiosa, y le decía a mi papá ´por tu culpa tu hijo se metió con una católica´, porque él era comunista, y se ponía a llorar todos los días. Hacía la catarsis, todos quedábamos hechos mierda, y ella se iba tranquila a su casa. Yo no podía seguir, o me tenía que matar. Volví a ver a mi papá a los 24 años, cuando tuvo un problema de salud serio y fui a verlo. Pensé que se moría pero estuvo bárbaro”, agregó Chiche.

Chiche Gelblung Amenaza de bomba.mp4

Pero no fue la única anécdota con la que se destacó Chiche en esa memorable noche sino que, pocos minutos después confesó que hizo varias amenazas de bomba, algunas “por amor”, y otras “por trabajo” y aseguró: "No me arrepiento". ¿Terrorismo mediático?

El periodista recordó, para el asombro y las risas de Andy y los otros invitados, dos de esas ocasiones. "No fui yo, pero sí, hice una amenaza de bomba. Fueron dos veces desde afuera del avión. Una fue porque había pasado un personaje por Argentina que se llamaba Brian Crozier que había acuñado el término tercera guerra mundial, fue el primero, en los años setenta", relató.

"Llego a la redacción, pregunto si teníamos una entrevista con él, que era título de La Nación, de Clarín y de todos. No teníamos un carajo. ´Búsquenlo que lo necesito´, digo y nos dicen que se estaba yendo en ese momento", contó, mientras Andy Kusnetzoff se reía entre los nervios y el asombro.

"Llamaron. ´Bomba en el avión de British Airways´. Se bajaron todos y en ese momento llegaron nuestros cronistas y aprovecharon para entrevistarlo", recordó Chiche entre risas. "Es un desastre lo que me estás contando", acotó el conductor, risueño.

"No fue la única vez, tengo varias. Otra fue por amor. Estaba muy enamorado de una chica que se estaba yendo. Tenía planeado toda una declaración fuera del avión, le tenía que regalar flores, champagne y todo eso, pero el avión se estaba yendo. Lo paramos. Así pudo llegar el cadete con las flores", recordó, sin ningún remordimiento.

"Era rutina. Es culpa de los aviones que salen a destiempo", dijo, excusándose. "No me arrepiento", finalizó, polémica para terminar remarcando que las anécdotas son de los setenta y que "hoy te descubren".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados