El nuevo reality show "Bebés tras las rejas" se estrena este miércoles en la señal A&E y plantea las dificultades y desafíos que plantea criar un hijo nacido en la prisión.

La señal A&E estrena este miércoles a las 23 el reality “Bebés tras las rejas”, que narra las historias de madres que, presas en la cárcel de Indiana (Estados Unidos), dieron a luz a sus hijos y deberán afrontar los desafíos de estar en un penal con ellos, adaptándose a cada norma, con el objetivo de preservar su tenencia y asegurarse la calidad y el tiempo para fortalecer el vínculo.

De acuerdo a las estadísticas, en los Estados Unidos nacen cada año 10 mil niños, hijos de mujeres que cumplen su condena en la cárcel.

En la mayoría de los casos, los bebés son separados de sus madres inmediatamente después del nacimiento. Sin embargo, varios estados de ese país tienen programas sociales que permiten a las madres quedarse con sus niños en la cárcel, algo no sólo beneficia a los niños, sino también a las madres.

Los estudios demuestran que es fundamental para el desarrollo social, intelectual y físico de los bebés mantenerse unidos a sus madres durante su primer año de vida. Además, los datos oficiales reflejan que más del 90% de las mujeres que participan del programa no reinciden en el delito.

“Bebés tras las rejas” se centra en Stephanie, Brandi, Taylor, Sydney, Jeanie y Donyell, internas que participan del programa Wee Ones Nursery, de la Prisión de Mujeres de Indiana, y que durante sus diez episodios ofrecerán sus testimonios y vivencias, desde las sentencias que recibieron en la corte y condena final, hasta los nacimientos de sus hijos y sus crianzas dentro del penal. Cada una de estas madres está en una etapa diferente del programa carcelario que tiene una extensión de 18 meses. Algunas estarán ingresando justo después de haber dado a luz, algunas estarán por la mitad del programa y otras en su etapa final. Sin embargo, todas ellas comparten la lucha por mantenerse afín a las reglas impuestas y en la búsqueda de mejorar la calidad de vida propia y las de sus bebés. En la argentina

El art. 195 de la ley 24.660 de ejecución de la pena privativa de la libertad establece que las internas podrán retener consigo a sus hijos menores de cuatro años. En general, las mujeres solicitan cuidar en la cárcel a sus hijos cuando éstos nacieron durante la detención o bien cuando carecen de una red social y familiar extra muros que pueda encargarse de la crianza de los mismos.

Generalmente no se trata de una decisión que corra por cuenta de las mujeres, sino de la falta de otra alternativa. La ley distingue dos períodos para los niños que nacen tras las rejas, antes y después de los cuatro años de edad, planteando visiones antagónicas del interés superior del infante.

Ambas visiones se aplican a diferentes edades de los/as niños/as, considerando las distintas etapas de su socialización. La primera que enfatiza aspectos biológicos de la crianza y permite la convivencia en prisión. Una posterior a partir que los niños cumplen cuatro años, que considera que para su socialización el ambiente carcelario y las ‘madres transgresoras’ resulta moralmente pernicioso, y entonces se los excluye de la convivencia en el penal.

Actualmente hay alrededor de 1.200 mujeres alojadas en el Sistema Penitenciario Bonaerense, de las cuales 53 convive con sus hijos dentro del penal y 20 están embarazadas.

En total, hay unos 60 niños que están en los penales bonaerenses con sus madres.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados