El abogado de Maradona salió al cruce de las versiones que indicaban que Francisco le había pedido al Diez que tuviera un acercamiento con Diego Jr. “No estaba en la agenda, ni hay intención de que se junten”, dijo.

La audiencia que tuvo Diego Armando Maradona con el papa Franciscoinstaló un tema que generó una gran polémica. Es que ayer algunos medios contaron que el propio Francisco le había pedido a Diego que reconociera a Diego Jr, el hijo que el Diez tuvo en Italia con Cristiana Sinagra, y el Sumo Pontífice intercedió para que se acerquen.

Sin embargo según le contó a DIARIO POPULAR Matías Morla, abogado y apoderado del Diez, no solo negó que se haya tratado el tema en la audiencia, sino que además afirmó que el Diez no tiene ninguna intención de estar con Junior. "No sé de dónde salió eso. Yo estuve en todo momento en la audiencia y el tema no estuvo en la agenda, jamás se habló de eso. Diego habló mucho con el Papa del hambre en el mundo, se comprometió si es que el príncipe que apoya llega a FIFA a apoyar campañas en contra del hambre. Pero el resto es un invento de alguien, Francisco jamás puso en la charla este tema. Sí, se interesó mucho por el partido de la paz, le pidió a Diego su colaboración y hasta hablaron de fútbol", comentó Morla.

Desde el entorno del Diez se esfuerzan por terminar este rumor antes de que tome demasiada fuerza y por ahora el Vaticano no hizo ningún tipo de referencia al tema. Todo lo contrario a lo que dicen desde el entorno de Diego es lo que plantean los allegados a Junior.

Alberto Domínguez es su abogado y ayer estuvo en Infama y contó: "Yo hablé con una alta fuente vinculada al Vaticano que me confirmó que habló con Francisco y el tema de Junior estuvo. No sé si estuvo en la agenda, pero sí que el propio Papa se lo preguntó a Diego. Que ellos lo desmientan no quiere decir que no haya pasado". Según el abogado, lo que pasó fue que Francisco se salió del protocolo y le sugirió a Diego que provoque un encuentro con su hijo. "Me parece que si Maradona va al Vaticano, si quiere ser el abanderado de la paz, debe dar el ejemplo y tomar las enseñanzas del Papa que habla siempre de la familia y en este caso de su hijo", contó el abogado.

Según dijo el letrado, él tiene en su poder una carta íntima que escribió su defendido y que está dedicada a Diego aunque no se la pudo dar: "Esta idea fue mía y del doctor Morla. Es una carta que está cerrada, que yo decidí no leer porque me parece que es algo muy íntimo. Junior le pide perdón a su padre, a su ex mujer (por Claudia Maradona) y a sus hermanas. Pero la carta es solo para Diego porque ellas dijeron que no querían saber nada con él. Espero poder dársela en algún momento porque por ahora tanto él como su abogado me bicicletearon y no me dieron bola", contó.

Más allá de las conjeturas y los deseos del abogado, la realidad es que la reunión del Diez con el Papa no fue para poder acercar las partes, sino que se fijó solamente en la organización del partido por la paz. "Alguien se imagina al Papa pidiéndole a Diego que reconozca a su hijo"; le dijo a este medio un allegado al Diez...

Alocada teoría sobre el padre de Diego Jr.

Son muchas las teorías que se tejieron acerca de las paternidades de Diego Maradona. Sin embargo ninguna parece tan alocada como la que publicó ayer un portal de internet dedicado a la farándula. Ese sitio asegura que la negación del Diez por aceptar a Junior es porque en realidad no es su hijo y su padre sería el hermano del Diez, Hugo.

"Cristiana Sinagra, que por aquellos años trabajaba en un Night Club de Italia, habría mantenido relaciones no con uno de los Maradona, sino con los tres hermanos del mismo apellido: Diego, Lalo y Hugo. Incluso dice la fuente que habría estado con un cuarto integrante de la misma familia. De los tres con quien habría mantenido una relación más frecuente era con Hugo, pero en aquellos años era más productivo reclamar al ídolo del Napoli y no a los dos hermanos desconocidos del astro. Y menos a Hugo, que ya tenía una familia conformada", cuentan. Una historia más detrás de una paternidad nunca reconocida y plagada de escándalos.


      Embed