En diálogo con Popular, el cineasta Nicolás Galvagno cuenta algunos detalles de su ópera prima: la función de la violencia en su relato, la relevancia del paisaje cuyano y los aspectos que diferencian su trabajo de los westerns tradicionales

El paisaje es desértico y el protagonista carga las culpas de un caza recompensas. Sin embargo, Pistolero (2019) no es un western tradicional. Aún con elementos propios del género, el director Nicolás Galvagno construyó un relato con identidad propia que se sitúa en el cercano oeste mendocino. Sus personajes tampoco parecen salidos de una película de Leone ni Corbucci, ellos están inspirados en los hermanos Isidro y Claudio Velázquez, dos bandidos rurales que robaban a los ricos para distribuir parte del botín entre los pobres. Para conocer a fondo esta nueva apuesta del cine nacional que retrata la injusticia social en tiempos del dictador Juan Carlos Onganía, POPULAR charló con el cineasta.

POPULAR: Llegué corriendo a la función. Estaba molesto, quemado… Pero la película arrancó con unos minutos donde se contempla la vida rural y sentí que bajé. ¿Buscabas contagiar eso en el espectador?

Nicolás Galvagno: Quería que la película empiece de una manera y poco a poco se vaya transformando en otra cosa. Que de entrada parezca como un documental, que seas como un voyeur de la vida de ese chico que trabaja la tierra, que entiendas como vive, cómo interactúa con su familia. Para mí era importante para integrar el contexto. En mi cabeza Isidoro también podría haber sido ese chico. Y eso sirve para entender bien el mundo que estábamos presentando. Por eso hice aparecer al protagonista a los 8 minutos, cuando generalmente se lo presenta en las primeras escenas.

P: Imagino que esa cuestión introductoria ya la tenías desarrollada en el guión. Pero, ¿se potenció cuanto conociste en profundidad los paisajes de Lavalle (Mendoza)?

NG: Estaba todo escrito desde el principio. Sí cambió estar en el lugar con actores que eran gente de allá, de la comunidad Huarpe. Cuando estás ahí te encontrás con una casa, yo ya tenía en mente escenas que mostraran el pastoreo, pero vas viendo que está todo lleno de cabras y era la mejor manera de captarlo. Fui descubriendo, haciendo un trabajo como de documental, algo de neorrealismo.

P: Esa importancia que tiene el entorno, y la forma de retratarlo, me hizo recordar un poco al Terrence Malick de Badlands (1973)

NG: Me encanta, y ciertas cosas que me gustan de él están en la peli. Eso de captar lo que surja, colgarse con la cámara, pero siempre teniendo en cuenta que estamos contando una historia. Es el Malick de La Delgada Línea Roja (The Thin Red Line, 1998) y El Árbol de la Vida (The Tree of Life, 2011), no tanto el de las últimas que me gustan igual.

P: Y, asimismo, esa cosa media existencial convive con el arquetipo de los “pistoleros”. ¿Te influenció algún western?

NG: El protagonista tiene una carga melancólica, esa culpa que arrastra. Esa búsqueda de una redención que no sabe si llegará. Pero no hay una referencia puntual a una película. ¿Qué es un western? Yo no sé. Es difícil, sólo los gringos hacen westerns. Nosotros podemos hacer algo parecido al Lejano Oeste pero que tenga una identidad.

P: Claro, no se aferra al género ni imita un modelo, pero tiene esa cosa crepuscular...

NG: La fotografía tiene algunos planos como hacía John Ford. También tiene mucho de Clint Eastwood, no de los espagueti western sino de El Jinete Pálido (Pale Rider, 1985) y Los Imperdonables (Unforgiven, 1992). Ahora que lo pienso, charlándolo, sí tiene mucho de eso. Hay que pensar que en un principio cuando la escribí, pensé que la iba a protagonizar Juan Palomino y tendría personajes más crepusculares, otoñales.

pistolero set

P: ¿Qué función sentís que cumple la violencia en el film?

NG: En realidad trato cómo la violencia impacta en las personas, no la violencia como un hecho. No sólo la violencia que ejerce un personaje, sino la violencia que le ejercieron a él, y la violencia que se genera partir de sus actos. Y eso no es sólo disparar un arma. Me interesa cómo va a actuando en los protagonistas. Por ejemplo, el Tano que compone Diego Cremonesi está más allá de todo. A diferencia de los otros, él no se agacha ni esquiva las balas en los tiroteos. Está loco. Es un sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial, y no sabés si se siente inmortal o no le importa la muerte. A los otros la violencia los toca por otro lado.

P: La película se ve impresionante y se nota que está pensada para ver en el cine. ¿Cuáles son tus expectativas?

NG: Es una película independiente con el apoyo del INCAA pero sin ayuda de un multimedio. Se hizo con el aporte de conocidos, guita mía, lo que aportó el departamento de Lavalle. Cuando la veo, no puedo creer lo que grande que se ve y se siente. Tiene un esfuerzo y un sacrificio de todas las parte cuando la vimos, y me encantaría que tenga la oportunidad de llegar al público. Sé que es muy complicado, pero quiero que Pistolero encuentre su público.

P: Para eso es fundamental que se cumpla con la cuota de pantallas para producciones nacionales...

NG: Es muy difícil, los lunes se programan las carteleras. Y todo depende de cuatro días en cartel para saber si te renuevan en algunas pantallas la próxima semana. Si no llegaste a cierto número, la única alterativa es el Gaumont. Es muy triste, y te da bronca, porque no hay oportunidad del “boca en boca”. Y es una película que a la gente que vaya a verla le va a gustar, va a ver que está bien hecha, bien actuada. Tiene romance, tiene tiros... Y es cine para ver en el cine. Está bien que haya plataformas para verla si te la perdiste, pero la experiencia está pensada para que la veas en una sala.

teaser - Pistolero

ADEMÁS:

Nico Furtado se aleja de Diosito: "Se me abre el camino para el lado del cine y las series"

Trailer de Cazador, la película basada en el cómic argentino

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados