Se cumple un nuevo aniversario de la más celebrada precuela de la saga espacial por excelencia. Para celebrarlo, te contamos algunos datos que quizás desconocías sobre la transformación de Anakin en Darth Vader

Con el tiempo se ha revalorizado la trilogía que George Lucas concibió como precuela a Star Wars (La Guerra de las Galaxias, 1977), la película que cambió para siempre la industria del cine. Y en gran parte, dicha reivindicación se debe a la contundencia de su desenlace. Star Wars: Episodio III | La Venganza de los Sith (Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith, 2005) nos dejó la sensación de que el camino recorrido por Anakin Skywalker hacia el Lado Oscuro se merecía un tratamiento cinematográfico.

Trailer - Episodio III

El film sirvió para entregarles a los fans todo lo que estaban esperando y se prescindió de las decisiones estilísticas que no conquistaron al gran público en las entregas previas: Obi-Wan Kenobi se enfrentó con su poderoso discípulo en una escena épica, la filosofía acartonada cedió lugar a las frases apasionantes, los clones pasaron a tener un rol secundario, Yoda luchó como nunca antes, y una sola situación bastó para que entendamos la maldad que asecha en el universo. ¿El mérito? Sabíamos cómo terminaría, pero igual logró impresionarnos.

A quince años de su estreno, este rompecabezas que unió líneas de tiempo sigue generando interés entre las nuevas generaciones y aquellos que vieron en una sala cine como Luke destruyó la Estrella de la Muerte. Para celebrarlo, repasamos algunas cosas de esta superproducción que revivió el encantamiento de la Fuerza sobre las masas:

5- La primera versión de la película tenía un metraje que sobrepasaba las cuatro horas. Inevitablemente, George Lucas tuvo que prescindir de muchos momentos que contenía la batalla de apertura en la que se rescata a Palpatine. Muchos de esos pasajes formarían parte del videojuego que acompañó el lanzamiento del film.

4- Ewan McGregor y Hayden Christensen habían entrenado tanto sus habilidades en esgrima que sus escenas de combate no tuvieron que ser aceleradas digitalmente. El único retoque fue la supresión de algunos fotogramas para hacer algunos golpes más inesperados.

3- Steven Spielberg ayudó a diseñar algunas secuencias durante la preproducción porque quería experimentar con las técnicas de pre-visualización iniciadas por Industrial Light & Magic, ya que las iba a usar en La guerra de los mundos (2005). Según varias fuentes, el mayor aporte del Rey Midas fueron algunas ideas para el duelo culminante con sables de luz entre Obi-Wan y Anakin.

2- El subtítulo "La Venganza de los Sith" le debe mucho a Star Wars: Episodio VI | El Retorno del Jedi (Star Wars: Episode VI - Return of the Jedi, 1983). En su momento, la tercera entrega de la primera trilogía iba a titularse como "La venganza de los Jedi", pero Lucas consideró que ese término no era adecuado para sus caballeros. En cambio, la palabra le pareció más que indicada para esta precuela que muestra el triunfo de los Sith.

1- Es tan impactante la escena que marca el “antes y el después” en la vida de Anakin que condenó a la película a tener una clasificación PG-13 por la MPAA. Algo insólito en la franquicia que había conseguido cautivar a todas las audiencias al ser apta para todo público. Pese a esta restricción, se consagró como la más taquillera de 2005.

ADEMÁS:

Conmoción por la muerte de un actor de Crepúsculo

Al ratón Mickey le robaron el queso: TikTok se llevó al responsable de

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados