La realizadora de Zama y La Ciénaga, que en su momento había sido tentada con la adaptación de "El Eternauta", contó qué optó por dejar pasar esta oportunidad

Tras una década ininterrumpida de éxito, las películas de Marvel Cómics parecen haber encontrado una fórmula infalible que sus directores repiten incesantemente, y lo seguirán haciendo hasta que los números enciendan las alertas de los productores.

“Acción, chistes livianos, más acción, momento drámático, y más acción” parece ser el patrón que siguen los guionistas y los directores, que llegan al estudio con grandes títulos bajo el brazo para convertirse luego en una pieza más del enorme engranaje que hace funcionar la industria de las películas de superhéroes; y que no da margen a individualidades de ningún tipo. Del resto, se encarga el marketing y el lobby hollywoodense, que le hizo ganar miles de millones de dólares (y nominaciones a los premios Oscar) a una producción de mediocre para abajo como Black Panther, por ejemplo.

Pero en los últimos meses, y con el auge del movimiento #MeToo que se cobró víctimas tan importantes en la industria como los productores Harvey Weinstein y John Lasseter, de Pixar, Disney movió su proa en dirección al empoderamiento de la mujer; y por eso anunció dos película protagonizadas por mujeres: Capitana Marvel y Black Widow (Viuda Negra).

La primera de estas películas se estrenará en marzo de 2019; en tanto que la segunda, que tiene a Scarlett Johansson repitiendo el papel que viene encarnando desde hace 8 años, no tiene ni fecha de llegada a los cines, ni directora.

ADEMÁS:

Star Wars: The Mandalorian suma a Nick Nolte, Carl Weathers y Werner Herzog

Y es que Marvel quiere mujeres detrás de cámara, tras las crítucas de chauvinismo hacia sus producciones, y por eso tiene a Anna Boden (junto a Ryan Fleck) detrás de las cámaras de la Capitana Marvel; y ahora quiso nada menos que a la argentina Lucrecia Martel para la Viuda.

La directora de La Ciénaga, que en su momento estuvo muy ligada a una adaptación de El Eternauta que finalmente nunca llegó a buen puerto, fue tentada por Marvel Studios, aunque ella prefirió dejar pasar semejante oportunidad tras comprobar que nada ha cambiado en la forma de pensar de sus ejecutivos.

“Lo que me dijeron en la reunión fue: ‘necesitamos una directora mujer porque necesitamos alguien que se ocupe del desarrollo del personaje de Scarlett Johansson’. También me dijeron: ‘No te preocupes por las escenas de acción, de eso nos haremos cargo nosotros’. Y yo pensé, bueno me encantaría conocer a Scarlett Johansson pero también me encantaría hacer la secuencias de acción”, le contó Lucrecia al Daily Pioneer.

Finalmente, los ejecutivos se quedaron con la australiana Cate Shortland, y ahora, los fans de la directora sólo pueden soñar con lo que hubiera sido una película en solitario del personaje bajo la batuta de esta artista, que de todas formas tiene su propia visión de lo que debería ser una película de superhéroes.

“Lo primero que pregunté fue si era posible que cambiaran los efectos especiales, ya que hay demasiadas luces de láser. Me parecen horribles. También los soundtracks de las películas de Marvel son bastante horrendos. Tal vez estemos en desacuerdo en esto pero me es bastante difícil mirar una película de Marvel. Es doloroso para los oídos mirar una película de Marvel”, dijo al respecto la realizadora, de 51 años.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados