Gustavo Cerati irrumpió en la escena artística con peinados raros, una vestimenta exótica y acordes novedosos. Y modificó las vidas de miles de personas.

"Más azul es la luz si me alejo", dice "Fuerza Natural", una de sus últimas canciones como solista. Gustavo Cerati fue un revolucionario. Como Guevara, como Picasso. Su campo de batalla, su lugar de intervención, fue la música. Gustavo era un chico de una familia pudiente, hijo de papá ingeniero. Pero a él, de entrada, tenía la vocación marcada. Nada de números, ni camisas, ni peinados con raya al costado: mucho Bowie, The Cure e influencias británicas. Mucha guitarra. 

Cerati tuvo la enorme y única capacidad de captar las olas europeas, traducir a los artistas que, en ese momento, a principios de los '80, sonaban y marcaban las tendencias musicales en el mundo. Inspirados en The Police, empezó un trío con Zeta Bossio. Tenía 27 años. Formó "Stress" un grupo que se fue agrandando y, entre otros, tuvo a Andrés Calamaro en los teclados. 

Él y Zeta se conocen de su época de estudiantes.
Cursaban Publicidad en la Universidad del Salvador. Sin embargo, su amistad se profundizó en un verano. Conocieron a Charly Alberti. Lo sumaron a su grupo. Se rearmaron: formaron un trío. Se bautizaron "Los Estereotipos". Bossio y Cerati, más maduros y claros en sus ideas musicales, apostaron por sus canciones: sus letras de propia pluma, sus melodías.

Alfredo Lois, otro compañero de la facultad, los guió estéticamente.
Los ayudó a delimitar su imagen: pelos parados, pantalones ajustados, como si fueran directamente importados de Inglaterra. Despreocupados, dieron otro vuelco en su carrera: se cambiaron la identidad. "Soda Stereo", desde el '83, empezó a sonar en algunos pubs y bares porteños.

Boca a boca. Puro. Crecieron. Se expandieron. Sus letras hacían temblar a más de un joven: "Ciudad de la furia", "De música ligera", "Trátame suavemente". Juntos los tres, sonaron en toda América Latina. Es, probablemente, la banda con mayor influencia en todo el continente; el grupo autóctono con más alcance en cada rincón de América.

Compusieron siete discos: Soda Stereo (1984), Nada personal (1985), Signos (1986), Doble vida (1988), Canción animal (1990), Dynamo (1992), Sueño Stereo (1995).

Se separaron en 1997, con un recital histórico en River y el "Gracias totales". Fueron 14 años de éxitos.

Pero Cerati, lejos de querer alejarse de la música, apuntó prolongar su relación de, como él decía, "su gran amor". Empezó a grabar discos como solista. Buenos, buenísimos discos. Exitosos, también. Algunas canciones, como "Puente", "Adiós" y "Crimen" se transformaron en himnos, tal como sus viejos hitazos en Soda. Él, en sus recitales, no mezclaba repertorios: Soda por un lado, Cerati solista por el otro.

Así y todo, nunca perdió seguidores. Sus fanáticos explotaron cuando confirmó la noticia más esperada: se volvió a juntar con Alberti y Bossio para dar una gira por Argentina y el continente. "Me verás volver", la titularon. Y lo vieron: fueron 22 conciertos, todos con entradas agotadas, que derivó en un CD y DVD. 

"Fuerza Natural" fue su último álbum. Estaba de gira, presentándolo. Caracas, Venezuela, era la ciudad donde había tocado el 15 de mayo. Bajó del escenario, se sintió mal y lo internaron. Hablaron de un problema vascular. Se complicó. Lo operaron: confirmaron que había sido un accidente cerebrovascular y, después de esa intervención quirúrgica, no volvería a ser el mismo.

Volvió a Argentina dormido. Y se quedó ahí, soñando, hasta el final de sus días. Lo acompañó Lilian Clark, su mamá. Ella jamás perdió las esperanzas. Ni sus fans, que en todo momento pintaban, escribían y cantaban en la puerta del ALCLA, el hospital donde estaba internado desde hacía cuatro años.

La mañana del 4 de septiembre parecía una más. Hasta que dejó de respirar. Y se alejó, con una luz azul, cada vez más azul. Quedará su arte, el mejor legado.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados