Se acaban los "infiltrados" en la barreras, el arquero estará obligado a tener un pie y no dos en la línea de meta durante un penal y habrá rojas y amarillas también para el cuerpo técnico, entre otras modificaciones

La Copa América que se avecina tendrá una serie de innovaciones al reglamento que también se incorporará al fútbol doméstico cuando comiencen los distintos torneos. Se trata de seis aspectos puntuales que se modifican y alternativas cuando la pelota se desvíe en el árbitro.

Las normas entraron en vigencia el 1 de junio y en el continente se pondrán en práctica con la Copa. Si la pelota ingresa cruza la línea de gol y el último contacto fue con la mano: no se convalidará el tanto, haya sido o no una acción involuntaria. Del mismo modo que si se tratase de futbolista en su área, cobrarán penal.

En los tiros libres con barreras, ningún futbolista del equipo ejecutor podrá ubicarse en la barrera que forman quienes defienden el tiro. La distancia mínima es de un metro. Para los penales, los arqueros ya no tendrán que esperar más con los pies sobre la línea: ahora bastará que uno haga apoyo sobre la línea de cal.

ADEMÁS:

Cómo y a qué hora ver el debut de Brasil ante Bolivia

Argentina en la Copa América 2019: ¿candidato o participante?

A la hora de las sustituciones, los futbolistas deberán dejar el campo por el límite más cercano a su posición, sin necesidad de hacerlo en el centro del campo, donde espera el sustituto.

Además, los defensores no tendrán que salir del área para recibir el pase del arquero o quien realice el saque de meta. Ese pase inicial, ahora, se podrá recibir junto al palo.

Las amonestaciones o expulsiones directas con las tarjetas también alcanzarán al cuerpo técnico: vale para los futbolistas -titulares o suplentes, como siempre-, pero también para los entrenadores, ayudantes y preparadores físicos.

En tanto, si una pelota vence al arquero pero en la última acción se desvió en un árbitro, existirán opciones para resolver cómo continuará el juego y ya que no será convalidado. Si el réferi estaba en el área, reanudará el arquero. Si en cambio se encontrara afuera, la pelota se entrega al equipo que la tocó último.

Si la intervención involuntaria del colegiado no termina en gol -una jugada en la mitad de la cancha, por ejemplo-, pero cambia la posesión de equipo, la pelota vuelve a quien la tenía antes del desvío. Y si tras pegar en el árbitro el otro equipo queda ante una situación de ataque fortuita, se cortará el juego y para devolver el balón.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados