La decisión de la APREVIDE es el resultado de lo acontecido el lunes por la noche, en el club Alvear, donde ambos bandos se enfrentaron a tiros. Por ese grave incidente había sido suspendido el partido con Mitre (SE).

El jefe de la barra brava de Racing y otros tres hinchas caracterizados no podrán ingresar más a los estadios de fútbol, según dispusieron los organismos de seguridad deportiva.

La medida afecta a Raúl “Huevo” Escobar, Julián “el Huevo chico” Escobar y Nelson “el Paraguayo” Medina Lopetegui, quienes componen la “Guardia Imperial”, y a Nelson “el Pollo” Domene, jefe de una de las facciones disidentes.

Esta determinación de la Aprevide se dio después de los severos incidentes producidos el lunes a la noche en el Club Alvear, del Parque Avellaneda, y que derivaron en la postergación del partido que debían disputar la Academia ante Mitre de Santiago del Estero, por los 32avos. de final de la Copa Argentina.

“No bancamos barrabravas ni los toleramos. Racing es un club demasiado grande como para resignarse a soportar para siempre a delincuentes en la tribuna, tolerando que vivan del club, que viajen al exterior con todos los gastos pagos o que se tiroteen disputándose el botín que recaudan”, dijo Juan Manuel Lugones, secretario ejecutivo de la APREVIDE.

En el último capítulo de la interna de la hinchada de la “Academia”, un barra de Racing resultó herido cuando dos facciones se enfrentaron a tiros en el club Alvear. Mientras se disputaba un partido de fútbol senior entre los equipos de All Boys y Comunicaciones, un grupo nutrido de la barra disidente de Racing comía un asado en los quinchos del lugar, hasta que otro bando irrumpió a los tiros.

LEA MÁS:

Según contó Marcelo Blanco, jugador del equipo senior de All Boys, “de repente vinieron otros, escuchamos muchos tiros y nos atrincheramos en el vestuario, donde estuvimos encerrados media hora hasta que llegó la policía y todo se calmó”.

Según trascendió, en Alvear se encontraba un sector disidente de la barra de Racing que fue emboscado por otro grupo que quiere tomar la conducción, produciéndose una batalla campal a los tiros. Uno de los barras fue herido levemente y trasladado al hospital Piñero, en Flores, donde fue dado de alta tras ser atendido.

La barra de Racing se encuentra dividida en tres grupos, el principal es el de “La Guardia Imperial”, al tiempo que también existen “Los Racing Stones” y “La 95”, dos sectores surgidos en los años 90.