Después de 12 años de inactividad, el Kaiser regresaría a ejercer como entrenador de Cerro Porteño. Sus motivos para elaborar su regreso. La ilusión y el entusiasmo que lo convoca. Y la necesidad que siente de hacer silencio ante determinados episodios

Se advierte, sin ningún esfuerzo, que Daniel Pasarella, de 66 años, está entusiasmado. Luego de su muy vapuleada gestión como presidente de River, quería volver a cumplir funciones de entrenador. Ya lo había elaborado hace unos años. Y en algunas charlas informales que mantuvimos en los últimos meses nos hizo conocer esa decisión: “La verdad, después de un tiempo, llegué a la conclusión de me gustaría regresar a las canchas. Sigo siendo un tipo del fútbol. Venía recibiendo ofertas del exterior y de la Argentina también, más allá de que no quiera a dar a conocer la institución que quería convocarme. Y aunque en su momento fui desechando las ofertas, siempre tuve presente que algún día se iba a dar”.

Todo indicaría que ese deseo que expresaba Daniel Alberto Passarella ahora puede concretarse. El club paraguayo Cerro Porteño sería su destino inminente, después de la reciente salida de Miguel Angel Russo.

POPULAR: Se nota que estás dispuesto a regresar.

Daniel Pasarella: Sí, claro. Siempre y cuando reciba una comunicación totalmente formal de los dirigentes. Por ahora son versiones y comentarios de personas muy cercanas a los dirigentes y por eso me están llamando muchos medios desde Asunción. Para que quede claro: a mí me interesaría dirigir a Cerro. Sé que es uno de los clubes más grandes de Paraguay. Que lo sigue muchísima gente y que despierta una gran adhesión. Claro que tendrían que darse algunas condiciones.

P: ¿Cuáles?

DP: Hacer un proyecto serio. Algo que tenga un buen contenido. Y un tiempo prudencial para poder desarrollarlo.

P: Vos sabés que todos los proyectos por más valiosos que sean tienen que estar acompañados por resultados. Sin resultados favorables todo naufraga.

DP: Sí, está bien. Pero esto es imprescindible hablarlo para establecer determinadas pautas de trabajo. En el caso que yo pueda arreglar las condiciones económicas, tendría que asumir en medio de un campeonato sin haber armado el plantel. Es la realidad. Y esa etapa tendría que servir para ver cómo está conformado el equipo, ver lo que hay y quizás lo que falta, para darle el funcionamiento que uno quiere.

P: ¿Está constituido tu cuerpo técnico o ahora tenes que salir a buscarlo?

DP: No, ya lo tengo.

P: ¿Quiénes son?

DP: Prefiero no darlo a conocer hasta que todo se defina. No quiero adelantarme. Ya los convoqué en otras oportunidades y les comuniqué que estaba por salir algo y después se frustró. Por eso prefiero esperar.

P: Nunca dirigiste en Paraguay, pocas veces jugaste. ¿Qué es lo que te despierta ilusión?

DP: Respecto al fútbol paraguayo, ya tuve hace unos años alguna chance de ser el técnico de la selección. Y finalmente por algunas circunstancias que siempre se presentan no se terminó concretando. Pero nunca dejé de lado una posibilidad de trabajo. Y por otro lado, siempre reconocí en el jugador paraguayo una entrega, una personalidad y una presencia muy fuerte. Esto no lo digo yo. Lo saben todos.

ADEMÁS:

Córdoba y La Plata, "aptas" para las finales de las próximas Copas

Así fue la apretada de Bebote Álvarez y la barra al entonces presidente de Independiente

P: ¿Qué extrañabas del fútbol?

DP: Eso, el fútbol. El contacto directo con el fútbol. Todo eso se extraña. Por eso quiero regresar.

P: Volvió un campeón del mundo como Maradona a dirigir en la Argentina y otro campeón del mundo como vos volvería a la actividad luego de doce años, considerando que tu última experiencia fue en River en el 2006-2007.

DP: Un doble campeón del mundo como yo.

P: Pero por los problemas de salud que te afectaron no jugaste ni un minuto en México 86.

DP: ¿Y qué tiene que ver? Formé parte del plantel, estuve ahí, entrené, hasta que pasó lo que pasó. Sería como interpretar a esta altura que Chocolate Baley no salió campeón del mundo con Argentina en el 78. O tantos otros. El no jugó, pero es un campeón del mundo. Y yo formé parte del 78 y del 86. Y además jugué todas las Eliminatorias que le permitieron a la Selección clasificar a México en ese recordado 2-2 frente a Perú en el Monumental. ¿Cómo me voy a poner al margen de lo que después ocurrió? No sería justo.

P: Cambiando de tema, ¿cuál es tu mirada sobre el River-Boca que ya se jugó por las semifinales de la Copa Libertadores y de la revancha que se va a jugar el próximo 22 de octubre?

DP: Tengo una opinión. Más bien.

P: Sería interesante que la expongas.

DP: No, prefiero no decir nada públicamente. Si respondo algo es en privado.

P: ¿Por qué siempre pensaste que a la prensa argentina es mejor tenerla lo más lejos posible?

DP: No es tan así.

P: ¿Y cómo es?

DP: Yo soy un tipo que no me olvido de las cosas. Nunca me las olvido. Ahora hay periodistas que como me ven cerca de Cerro Porteño volvieron a dejarme mensajes y más mensajes en el celular cuando durante años no me llamaron nunca. Y yo conozco como es el tema. Tengo muchísimos años en el fútbol. Y voy registrando los hechos.

P: No eran pocos los que pensaban que no dabas notas por los problemas judiciales que tenés, vinculados a tu paso como presidente de River.

DP: De eso tampoco quiero hablar. Pero nada que ver. No dí notas porque no me gustaba lo que veía. O lo que veo. No quiero participar de las idas y vueltas, de lo que dijo este o dijo el otro. No quiero entrar en esa. No es lo mío.

P: En Paraguay, si todo se resuelve, vas a estar obligado a dialogar con la prensa.

DP: Sí. Hablaremos de fútbol. Que es lo que más me gusta.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados