Con un ideal de 15 millones de dólares anuales, la televisación del fútbol de Primera para el mercado internacional tiene una estrategia en la que juega el Pupi Zanetti, la Liga italiana y hasta la NBA.

El contrato de televisación del fútbol de Primera división fue una de las herencias de la Superliga: bajo los términos y condiciones que firmó Julio Grondona, Torneos tiene una sobrevida por la televisación de un producto que le genera una ganancia desconocida a cambio de un desembolso anual de seis millones de dólares.

La vigencia del vínculo actual tiene fecha de expiración en diciembre de 2019, pero seguirá algunos meses más de 2020 por una cláusula anclada al término de temporada completa, es decir el torneo en curso y la Copa de la Superliga posterior. Luego, nadie más que la Superliga podrá negociar por los derechos audiovisuales que en la Argentina comparten FOX y TNT.

La idea del presidente de la Superliga, Mariano Elizondo, es al menos duplicar el dinero que hoy ingresa de parte de Torneos, aunque las pretensiones con las que empieza las negociaciones apuntan a triplicar el monto. La idea de alcanzar los 15 millones de dólares anuales -es decir, más del doble y menos del triple- es en realidad el promedio al que apuntan.

La estrategia no es convencer a un solo comprador: actualmente hay cuatro frentes de ataque para poner en cada continente los partidos de la Superliga Argentina y un plus: compactos que no tienen que ver estrictamente con el fútbol, sino con contenidos relacionados a clubes, regiones y demás misceláneas.

ADEMÁS:

Bomba de Riquelme: "Formaré parte de la lista Ameal-Pergolini"

Para gran parte del continente Americano, FOX y Turner son los principales interesados, con la región de Latinoamérica como propósito. Pero para la porción del Norte, aparece un nombre clave: el italiano Luigi Di Servo que intentará ingresar al paquete de NBA con dos productos: el Calcio y la Superliga. Esta alianza supondrá un porcentaje menor de ingresos, pero una porción del mercado con mucho potencial.

Para España, Italia y los países vecinos del viejo continente, comenzaron las negociaciones con MediaPro, que ya ingresó en el fútbol de la región a través de Conmebol y contratos particulares con el fútbol de distintos países. Esa misma empresa es la que además buscará contratos en Africa.

Pero en Europa hay otros lobistas: Omar Da Fonseca -ex delantero de Vélez que terminó sus últimos 10 años de carrera en el fútbol de Francia, donde se radicó y continuó relacionado con los medios de comunicación-, también ofrece la pantalla.

El mercado asiático tiene en China y Japón los potenciales compradores del producto. Y allí el que negocia es Javier Zanetti, vicepresidente del Inter -club italiano cuyo dueño es el multimillonario chino Zhang Jindong-, quien lleva conversaciones con dos cadenas hace más de un mes.

Para el mercado de Oceanía, aparece el pilar en el que suele apoyarse la Superliga: Javier Tebas, el presidente de La Liga de España, intenta instalar vía streaming, al menos algunos partidos para luego avanzar con transmisiones satelitales.

De cada uno de los continentes la Superliga Argentina espera conseguir los contratos suficientes que le permitan embolsar lo más cercano a 15 millones de dólares a partir de la próxima temporada.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados