El defensor de River embistó a un auto que estaba cambiando un neumático en la autopista Riccheri, frente al Mercado Central. El conductor del otro automóvil tiene fractura de tibia y peroné y está fuera de peligro.

Javier Pinola protagonizó un choque en plena autopista Riccheri, mientras iba a entrenar al River Camp en Ezeiza. El defensor venía con su vehículo cuando embistió a un auto que estaba cambiando un neumático a la altura del Mercado Central, al costado de la autovía. Ahí fue cuando el ex Rosario Central lo embistió de atrás. El accidentado está fuera de peligro, pero se fracturó una pierna.

Embed

Según informó el Jefe Departamental de La Matanza, Pinola chocó con un Chevrolet Astra conducido por Sergio Escoca, que tenía su vehículo detenido sobre la Riccheri, camino a Ezeiza, en la intersección con la salida del ingreso al Mercado Central.

Escoca estaba cambiando la rueda trasera del lado del acompañante, cuando Pinola lo chocó. A raíz de esto, el automovilista atropellado tiene fractura de tibia y peroné.

El jugador de River será investigado por lesiones culposas y todavía no está confirmado que viaje con el plantel a Bolivia para disputar ante Jorge Wilstermann, el jueves, el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Pinola se incorporó al entrenamiento de River poco antes del mediodía, después de declarar en la comisaría y de acompañar al hospital a Escoca. En su arribo no le dio declaraciones a la prensa, pero le dijo a sus compañeros que estaba bien, que fue un accidente, pero que no fue grave. Quien sí lo hizo fue su compañero Iván Rossi, quien señaló: "Lo vimos bien, está tranquilo, nos dijo que el otro hombre está fuera de peligro, así que por suerte no fue algo más grave".

Después, se quedó entrenando solo: corrió alrededor de la cancha y realizó ejercicios para no perder el día de trabajo.

Aparecen en esta nota: