El 20% es comprado en circuitos ilegales, como whatsapp, páginas de internet, venta callejera y en boliches, "lo que compone un cuadro que debe abordarse de forma urgente con políticas públicas relacionadas a salud"

El consumo descontrolado de psicofármacos se convirtió en un verdadero problema de salud en Argentina. Más aún con el marco de una crisis económica que viene haciendo estragos en la sociedad. Basta con citar los datos duros sobre los 2.580 millones de pastillas que se consumieron en el año 2012 y las 3.960 millones que será el número final de 2019. El clonazepan encabeza el ranking de estas drogas y ya son 9 los millones de argentinos que las toman, para calmar ansiedades, poder dormir, tratar de evitar depresiones o escapar de la realidad. Es alarmante también que el 20% es comprado en circuitos ilegales, como delivery por whatsapp, páginas de internet, venta callejera y en boliches.

Se trata de cifras que pertenecen a un estudio realizado por el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB), al que Diario Popular tuvo acceso exclusivo, donde el foco está colocado en que "9 millones de argentinos consumen psicofármacos para tratar ansiedad, insomnio, nerviosismo o depresión, lo que compone un cuadro que debe abordarse de forma urgente con políticas públicas relacionadas a salud".

El doctor Marcelo Peretta, titular de la organización farmaceútica, explicó que "del estudio se desprenden muchos datos preocupantes, y uno de ellos, más allá del impactante número de 9 millones de argentinos que consumen psicofármacos, es que el 7% del total de estas pastillas está completamente afuera del circuito comercial de laboratorios o farmacias, es decir que son truchos, fabricados de manera desconocida o bien vencidos y puestos de nuevo a disposición de la gente sin ningún escrúpulo por los laboratorios, ya que deberían destruirlos pero no lo hacen".

La industria de los psicofármacos es tan potente que actualmente todos los estudios sobre venta de medicación marcan la notoria baja en las ventas generales, sin embargo cuando se aisla o se toma exclusivamente como objeto de estudio al clonazepam y similares, lo que surge es que año tras año no para aumentar la comercialización. "Los psicofármacos facturan 48.000 millones de pesos. El resto de los medicamentos cayeron un 14%, porque la gente no tiene dinero para comprarlos. esto es una realidad. Las personas tienen que elegir entre comer, pagar cuentas o comprar la medicación. No bajó la venta de medicamentos porque estamos más sanos. Al contrario. Lo que ocurre es que no hay dinero en la calle. Pero los psicofármacos suben y suben. Hay una necesidad de la sociedad de evadir lo que sucede. Es muy peligroso. Insisto, debería existir ya una política pública para abordar esta problemática", señaló Peretta.

ADEMÁS:

Más salud para vecinos de Remedios de Escalada oeste

La Muestra Anual de Educación y Trabajo, en el Club Ducilo

En el trabajo realizado por el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB) se indicó que "cuando termine 2019 se prescribirán 104 millones de recetas y dispensarán 132 millones de envases de 30 comprimidos (3.960 millones de pastillas), incluyendo el 20% que se vende por fuera de la farmacia, por internet, venta callejera o boliches. entre otros", agregando que "el precio promedio es de $363 por envase y en tiempos de crisis se venden más que aspirina, y las obras sociales cubren entre 30% y 50% del costo".

"Son 9 millones de argentinos los que actualmente consumen psicofármacos para tratar ansiedad, insomnio, nerviosismo y depresión. Las mujeres consumen más que los hombres y hasta se vuelven adictas a Diazepam y Clonazepam. "Los consumidores sufren cambios de personalidad que oscilan entre el suicidio y el asesinato, por eso debe evaluarse el muy bien el riesgo y beneficio, antes de tomarlos", dijo el experto Peretta.

¿Por qué la utilización de psicofármacos es mayor en mujeres que varones? "Cabe decir que el consumo de medicamentos en general es mayor en mujeres que en hombres. Y particularmente en psicofármacos porque se registran más hechos de casos de ansiedad, depresión, ataques de fobia en mujeres que en hombres. Y cuando hablamos del abuso de estas pastillas también ocurre lo mismo. Las mujeres optan por el clonazepam y los varones por la cocaína", dijo Peretta.

De acuerdo a lo expresado por el experto "tomar drogas psiquiátricas en forma sostenida puede provocar alucinaciones, manías, delirio y agresividad, y suspenderlas abstinencia o dolor muscular y estomacal, pánico, irritabilidad, agresión, ideas suicidas e impulso por matar".

"No solo mantienen dopada a la sociedad sino que suelen emplearse para delinquir por lo que se requieren políticas firmes relacionadas con su comercialización, prescripción y utilización. Con la excesiva prescripción de remedios para tratar enfermedades mentales, los psiquiatras están creando barriles de pólvora esperando una chispa", cerró Peretta.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados