Sus familiares lo confirmaron a través de un emotivo mensaje en el perfil de Facebook #UnCorazonParaSamira, desde el que se llevaba adelante la campaña en la búsqueda de un donante.

Sami falleció el miércoles en la Fundación Favaloro, donde se encontraba internada desde el pasado mes de febrero. En ese centro asistencial le habían colocado dos corazones artificiales.

“Es muy difícil expresarse hoy. Ya lo haremos con el mismo sentimiento que acompañamos a Sami durante todo este tiempo. No sabemos qué decir, qué sentir, qué hacer. Sami luchó con su cuerpo hasta que el tiempo le quitó fuerzas”, se recalca en el mensaje publicado en Facebook.

La carta agrega: “Tu sonrisa siempre Sami. Tus retos y tus ocurrencias. Te amamos siempre. Descansa tranquila después de tanta lucha”.

Con cientos de mensajes reconocieron a esta “guerrera”, dieron apoyo a su familia y volvieron a reclamar se concientice sobre la donación de órganos.

Aparecen en esta nota: