Las precipitaciones fueron otra vez protagonistas: Sierras Chicas sigue siendo la zona más afectada (trescientas personas permanecen evacuadas) y continúa la búsqueda de la chica desaparecida.

Unas 300 personas permanecían evacuadas en la zona de Sierras Chicas por el trágico temporal del pasado domingo que dejó un saldo de siete muertos, mientras que durante toda la jornada, bajo una intensa lluvia que complicó aún más la situación, continuaron las tareas de búsqueda de una joven de 21 años desaparecida.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) renovó en la tarde de ayer un alerta por "probables tormentas intensas" cuya zona de cobertura incluía al norte de Córdoba. El SMN estimó que las condiciones climáticas tenderán a mejorar gradualmente entre la madrugada y la mañana de hoy.

Durante las primeras horas de ayer diluvió en la zona de Sierras Chicas y una lluvia menos intensa, pero casi constante, se mantuvo durante la mayor parte del día.

Según informó Defensa Civil unas 300 personas permanecían evacuadas en la zona de Sierras Chicas, el sector más afectado por el temporal. En tanto, continúa la búsqueda de la joven Mariana Di Marco, de 21 años, quien desapareció el pasado domingo durante el intenso temporal que azotó a la provincia de Córdoba.

La joven, oriunda de Jesús María, fue arrastrada por las aguas a la altura de Ascochinga, mientras acampaba con un grupo scout cerca del río La Pampa. Las tareas de búsqueda se tuvieron que suspender en la tarde del martes debido a la intensa lluvia que se registró, mientras que ayer se reanudó el operativo para hallar a la joven, al que se sumó personal de Gendarmería Nacional, en las últimas horas.

"Hemos estado trabajando en la zona de Ascochinga. Es muy dificultoso por el volumen de agua y la celeridad con que corre", informó el comisario Héctor Cejas, de Bomberos de Jesús María, en declaraciones a Cadena 3. El temporal afectó especialmente la zona de Sierras Chicas como Unquillo, Mendiolaza, Villa Allende, Río Ceballos y Salsipuedes. Entre los daños provocados por el temporal se sumó ayer el hundimiento de la loza de aproximación del puente que une Jesús María y Sinsacate, que se encontraba cortado desde el lunes. El intendente de Jesús María, Gabriel Frizza, aseguró que el puente estará inhabilitado al menos por los próximos 30 días.

Por otro lado, el jefe de Policía de Córdoba, Julio César Suárez, confirmó el envío de 20 unidades especiales a Unquillo con 500 policías para contener supuestos actos vandálicos que los vecinos denunciaron tras el temporal.

En tanto, el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, anunció que los empleados que trabajaban en comercios y negocios afectados por el temporal que se desató el domingo pasado en Córdoba recibirán una ayuda no reintegrable mensual de 2.500 pesos. "Esta medida se toma hasta que el comercio o empresa vuelva a reabrir el local", aseguró De la Sota, que precisó que lo resuelto apunta a paliar la situación de quienes se desempeñan en relación de dependencia en establecimientos afectados por el temporal, en particular en las localidades de las Sierras Chicas cordobesas.

      Embed



Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados