Dos recientes casos en Palermo y Balvanera tienen el sello de las bandas de "cerrachorros". Hacen "inteligencia" y luego violentan las puertas de los departamentos con mazas y barretas

La modalidad delictiva que consiste en asaltar casas y departamentos vacíos se multiplicó en lo que va de este año: en apenas dos meses ya se contabilizaron 220 episodios en Capital Federal y el Conurbano bonaerense, según un informe de la ONG Defendamos Buenos Aires.

Esta Encuesta Bimestral de Inseguridad destacó que el promedio es de 110 episodios de este tipo por mes, lo que representa un incremento del 10% si se compara con igual mes del año pasado. En ese aspecto, puntualizó que el promedio de 2019 fue de 100 robos mensuales (1.228 en total), mientras en 2018 se habían registrado en total 910.

En las últimas horas, trascendieron dos asaltos de este tipo en la Ciudad de Buenos Aires: uno de ellos registrado en Palermo, donde tres mujeres violentaban una puerta y luego ingresaban al departamento; el otro episodio se produjo ayer en Balvanera, donde los delincuentes esperan a que los habitantes salgan o entren del edificio y traban la puerta con una mochila para luego cometer el ilícito.

"Los barrios más golpeados han sido Belgrano, Nuñez y Palermo, en Capital Federal; y Ramos Mejía, San Isidro, Olivos y Vicente López en Provincia de Buenos Aires. Con un promedio de robos similar en ambas jurisdicciones, es decir unos 55 robos mensuales de cada lado de la Avenida General Paz", precisó Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires. El abogado se refirió al modus operandi de estas bandas de "cerrachorros" y explicó que "los fines de semana y feriados aprovechan el menor movimiento de los departamentos porteños".

"Llegan con un destornillador o llave falsa para abrir la puerta de ingreso al edificio. Una vez dentro, rompen con mazas y barretas las puertas interiores. Como saben que han hecho mucho ruido, toman lo primero que encuentran, lo guardan en bolsos y escapan. Incluso cuando el botín es bueno, abandonan sus herramientas de robo para aligerar peso y llevar más cosas robadas", confió Miglino.

ADEMÁS:

Confirmado un segundo caso en Argentina: se trata de un joven de 23 años

El campo va al paro por cuatro días por la suba de retenciones

El titular de la ONG puntualizó: "Son bandas de 10 a 20 personas, en la mayoría de los casos venezolanos y colombianos, incluso familias enteras que llegan al país a robar". Y advirtió: "En general los departamentos y casas son atacados luego de una minuciosa inteligencia previa".

Sobre este punto, sentenció: "Van en número de tres o cuatro delincuentes, pero separados por una cuadra o dos, todo el tiempo con el teléfono celular en la oreja. Simulan hablar, pero en realidad están 'marcando' objetivos. Una vez que tienen datos de dónde robar, toman fotos y se marchan".

"La otra parte de la banda llegará en unos días a robar. Primero tocarán varias veces el portero eléctrico, departamento por departamento. Notarán los que no responden y entrarán a robar", añadió Miglino.

Para concretar el asalto, necesitan a "el tercer eslabón de la banda, que se acercará a los negocios de la calle Libertad en pleno barrio de Tribunales en la Capital Federal para vender los relojes, las joyas, tabletas, computadoras y consolas de juegos".

Por otra parte, el letrado consideró: "Colombianos y venezolanos están completamente 'quemados' por su acento, por lo que forman 'cerrachorras'", haciendo referencia así al ilícito ocurrido hace cuatro días en Palermo.

Sobre el accionar de las fuerzas de seguridad, lamentó que "la Policía de la Ciudad no está dando respuesta alguna" y reconoció que "la Policía de la Provincia de Buenos Aires está un poco mejor encaminada", pero observó: "En cuanto a las justicias de ambas jurisdicciones, parecería que jueces y fiscales están más preocupados por el bienestar de los delincuentes que por las víctimas".

Finalmente, Miglino brindó una serie de recomendaciones para evitar a estos delincuentes, basadas en la prevención: "Si puede evitar salir el fin de semana, no deje su casa sola porque es el momento en que los cerrachorros y cerrachorras ingresan a robar. Si sale, deje a alguien. Si ve personas sospechosas en la zona llame al 911 y si no le dan respuesta, tómeles una imagen o video y envíelo con descripción del día y el lugar a defendamosbuenosaires@gmail.com".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados