Hasta el momento, el pequeño pasó por tres intervenciones quirúrgicas en el país, sin conseguir los resultados esperados.

Santiago Herrera es un vecinito de Hurlingham de 22 meses, que nació con una compleja cardiopatía congénita llamada Síndrome de Shone. Hasta el momento, el pequeño pasó por tres intervenciones quirúrgicas en el país, sin conseguir los resultados esperados. Ahora, la esperanza está depositada en el Hospital de Niños de Boston, en Estados Unidos, donde ofrecen la mejor opción de tratamiento. Para tal fin, sus padres se encuentran llevando a cabo la campaña solidaria “Latiendo x Santi”, a fin de reunir los fondos para concretar el viaje.

“Santi tiene el síndrome de Shone, que es una obstrucción en el costado izquierdo de su corazón. Hoy, el corazón de Santi está haciendo más esfuerzo del que debe, y eso puede causar un daño irreversible”, explicó Nicolás Herrera, papá del menor.

Según informaron sus progenitores, el chico oriundo de Hurlingham debió ingresar al quirófano a los cuatro días de vida por una grave coartación en su aorta. Así atravesó su primera batalla.

Desde entonces, la estenosis en su válvula aórtica se agravaría y, antes de cumplir cuatro meses, soportó un cateterismo cardíaco que intentaría en vano aliviar el esfuerzo que estaba haciendo su corazón. Luego, a poco menos de cumplir un año, enfrentó una cirugía a corazón abierto, intervención que tampoco pudo resolver su patología.

ADEMÁS:

San Martín: cerca de 2 mil voluntarios acondicionaron escuelas y jardines

Ante la falta de resultados efectivos, los padres de Santiago decidieron consultar los centros de salud más reconocidos, en búsqueda de una alternativa. La mejor opción la encontraron en el Boston Chidren´s Hospital de Estados Unidos, un centro de referencia mundial en el tratamiento de los defectos cardíacos congénitos más raros y complejos.

“Santi necesita viajar a Estados Unidos en abril para que operen su corazón, y la prepaga se niega a cubrirlo. Allí podrían realizarle una reparación valvular que mejoraría su calidad de vida, pero el tratamiento es muy caro, no podemos pagarlo”, afirmó Daniela Manuli, mamá del niño.

Para su intervención y posterior tratamiento, Santi debe permanecer alrededor de cinco semanas en el país del norte. Los gastos médicos de la operación son muy costosos (se necesitan juntar 114.598 dólares) y para poder solventarlos, la familia lanzó la campaña “Latiendo x Santi”. “Si 80.000 corazones solidarios nos donan $100, podemos lograrlo”, sostuvo Daniela.

Quienes deseen colaborar pueden hacerlo con una transferencia a la cuenta solidaria benéfica abierta en el Banco Santander, sucursal 0091 de Hurlingham, a nombre de Herrera Nicolás Gastón (DNI: 33419396; CUIL:23-33419396-9; Número de cuenta: 376499/8; CBU: 0720091588000037649986 (Caja de ahorro en pesos y dólares)

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados