En el país no existen cifras oficiales para medir una problemática en aumento que se sustancia en el impulso “irreprimible” de jugar a pesar de reconocer el afectado las consecuencias personales de ejercer esa conducta.

El caso del dirigente de fútbol infantil Oscar Nakasato, que volatilizó 80 mil pesos de tenía en su poder para comprar trofeos destinados a una liga de fútbol amateur de Villa Tesei, disparó la atención una problemática, la ludopatía, que en los últimos tiempos tuvo en el país un marcado crecimiento de la mano de la proliferación de bingos y casinos.

Sin embargo, aunque no hay cifras oficiales que cuantifiquen el problema, los especialistas consultados por DIARIO POPULAR señalaron que la ludopatía, entendida como la adicción compulsiva al juego, ha ganado terreno con apertura de locales de juego como en los que Nakasato sucumbió para dar un vuelco sustancial a su vida y desaparecer con aquella mencionada suma, hasta que el martes fue localizado en Retiro donde se ocultaba de la estafa que había orquestado.

Para Isabel Sánchez Sosa, coordinadora de la Asociación de Jugadores Compulsivos de Argentina, 'en el país la ludopatía está creciendo muchísimo porque la oferta es impresionante" y en ese sentido aseveró que la presencia de los bingos es una cuestión común en todos los barrios.

Sosa define al ludópata como "aquel que tiene un impulso irreprimible de jugar, a pesar de ser consciente de las consecuencias personales, sociales y económicas de esa conducta".

Sobre esa argumentación, la especialista consideró en diálogo con este diario que entre el 1 y el 3 por ciento de la población mundial padece esta enfermedad.

En tanto, para el diputado provincial (MC) Walter Martello "las cifras de adictos tuvieron un aumento sideral a partir de la apertura de los primeros bingos y en 1999, con la llegada del casino flotante a la Ciudad de Buenos Aires".

Según el ex legislador, autor de varias iniciativas que limitan la expansión de las salas de juego y abordan la problemática de esta adicción, "no sólo el número en aumento de los sitios para jugar sino el hecho de que permanezcan abiertos las 24 horas del día los 365 días del año representa una tentación invencible para el ludópata".

El flagelo mundial de esta patología ha puesto en alerta a la propia Organización Mundial de la Salud que ha caracterizado a la ludopatía como "enfermedad o trastorno mental".

Para la Asociación Estadounidense de Psiquiatría hay ludopatía cuando se verifican cinco de los siguientes síntomas:

Cometer delitos para conseguir dinero para jugar; sentir inquietud al intentar jugar menos; jugar para escapar de problemas, tristeza o ansiedad; apostar cantidades mayores para recuperar previas pérdidas; haber tenido muchos intentos infructuosos de dejar de jugar son tan solo algunas de las características detectados por los especialistas estadounidenses. Pero hay más.

Perder el trabajo, oportunidades o relaciones por culpa del juego; mentir sobre la cantidad de dinero gastada en el juego; pedir dinero prestado para sobrevivir a las pérdidas; apostar cantidades cada vez más grandes para sentir excitación; pasar mucho tiempo pensando en el juego o como conseguir más dinero para jugar forman también parte del combo capaz de definir un perfil ludópata.

Por su parte Sosa considera que para llegar a la ludopatía hay que ascender por diferentes estadios y que no todo implican una conducta compulsiva.

"Hay jugadores que son esporádicos, luego están los que juegan fuerte pero saben ponerse límites y finalmente los dependientes pero que pueden parar antes del desastre", explicó.

En la provincia de Buenos Aires funciona un Programa de Prevención y Asistencia al juego Compulsivo, iniciativa que cuenta con diez centros de atención ubicados en Mar del Plata, La Plata, Vicente López, Pergamino, Avellaneda, Morón, Tandil, Necochea, Bahía Blanca y Olavarría.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados