Según un relevamiento de la ONG Defendamos Buenos Aires, en medio año bajaron la persiana más de 9.100 comercios. Los rubros más perjudicados son los vinculados a la actividad textil

En el primer semestre del año cerraron sus puertas más de 9.100 comercios, lo que significa que la cifra de locales se viene achicando a un ritmo de 50 por día en el Conurbano bonaerense y la Capital Federal, dejando sin trabajo a más de 36 mil personas, de acuerdo a un relevamiento de la ONG Defendamos Buenos Aires, que estableció como los rubros más conflictivos los vinculados a la actividad textil.

La Encuesta Semestral Económica que lleva adelante la entidad, con el despliegue de 1.900 colaboradores, reflejó que "9.120 locales comerciales bajaron definitivamente sus persianas entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2019", para luego precisar que eso representa "el mayor cierre de locales comerciales desde que este tipo de trabajos se llevan a la práctica, allá por fines de los años '70".

Y apuntó a que "si bien la caída de la actividad se atemperó, el comportamiento fuertemente recesivo hasta abril de 2019, con más de 7.000 cierres de locales, no evitó que se registraran unas 1.500 bajas de persianas mensuales".

Así lo precisó Javier Miglino, director de la ONG, quien expresó: "Tal como nos habían anticipado los propietarios de negocios en las encuestas anteriores, estaban literalmente ‘bajo fuego’ y aguantando el cimbronazo del aumento de tarifas de luz, gas y agua que directamente se duplicaron en un año".

"A eso hay que sumarle el aumento de los alquileres,de salarios, ABL, Ingresos Brutos e incluso una duplicación en los costos de las mercaderías (desde zapatillas a repuestos de autos hasta pan y leche o ropa de alta costura femenina. Todo ese cóctel vino con una pronunciada baja en las ventas que derivó en un total de 4.140 locales cerrados en Capital Federal y 4.980 en la Provincia de Buenos Aires", analizó el especialista sobre el fenómeno de persianas bajas.

ADEMÁS:

Cayeron la construcción y la industria en junio

El proyecto "Ficha limpia" suma respaldo en Diputados

Con respecto al impacto en el trabajo, puntualizó: "Cada explotación comercial en Buenos Aires, tanto para Capital como para Provincia de Buenos Aires, está representada por cuatro personas. En general se trata de un dueño y tres empleados. Es decir que al cerrar 9.120 locales, tenemos como consecuencia 36.480 empleos menos". "Esto impacta en el propio consumo de los barrios afectados y generando en consecuencia la posibilidad de mayores cierres en el futuro", advirtió sobre la posibilidad de que se genere un círculo vicioso.

Al evaluar por rubro, expresó que "los negocios de venta de ropa, la indumentaria femenina, masculina, de niños, ropa de cama y todo aquello que tenga que ver con la industria textil, sigue siendo el rubro más golpeado por la crisis".

"Otros comercios afectados por la crisis son los restaurantes, bares, casas de comida, las tintorerías, los lavaderos de ropa, ferreterías, negocios minoristas de materiales de construcción, venta de electrodomésticos, heladerías, venta de muebles, lavaderos de autos, talleres mecánicos, gomerías y librerías", enumeró y confió que "incluso hay barrios donde ya no quedan lavaderos de vehículos, gomerías, casas de venta de repuesto automotor y talleres de reparación automotor, porque ya no hay coches para arreglar".

El estudio tuvo lugar en 38 barrios de la Capital Federal y 50 del Conurbano bonaerense, además de la ciudad de La Plata, resultando Ramos Mejía y Palermo los más afectados. En la localidad del oeste del Conurbano se relevaron 258 cierres de locales comerciales y en Palermo 501. "Se pudo establecer que de 1.010 locales comerciales abiertos que había en la zona, solo quedan 501; es decir que el 50% de los comercios ha desaparecido", precisó Miglino.

Al hablar sobre ese barrio, hizo hincapié en Palermo Hollywood: "Es un rectángulo imperfecto de 12 por 10 cuadras, es decir que se trata de unas 120 manzanas que componen el barrio comercial que llegó a tener poco más de mil locales comerciales abiertos, en algunos casos las 24 horas de los 365 días del año".

"Pero de los 500 locales cerrados, el 80 por ciento (400) son bares y restaurantes que en otro tiempo albergaron a miles y miles de jóvenes que de lunes a lunes poblaban las calles Fitz Roy, Nicaragua, Costa Rica, El Salvador, Gorriti, Bonpland, Humboldt y Niceto Vega. Sin embargo, a la fecha, esa zona contiene cuadras completas con locales vacíos".

En Capital Federal, la desaparición de comercios afectó también a Chacarita (146), Barrio Norte (140), San Telmo (120), Recoleta (120), Villa del Parque (110, tras el cierre del centro de compras "Del Parque Shopping Center"), Palermo Soho (108), Puerto Madero (92), el Centro (90), Almagro (90), Villa Lugano (90), Recoleta (90), Parque Avellaneda (90), Las Cañitas (85) y Congreso (80).

A su vez, los lugares donde más comercios cerraron en la Provincia de Buenos Aires, además de Ramos Mejía, fueron La Plata (250), San Martín (200), Quilmes (191), Pilar (190), San Justo (180), Florencio Varela (170), Avellaneda (160), Lanús (160), Morón (160), Moreno (150), Tigre (150) y Adrogué (140).

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados