Los pañuelos no sólo sirven para los espectáculos de los ilusionistas sino también para controlar nuestra mente en esos momentos en los que creemos que nuestra mente va a explotar.

Hay una serie de métodos simples y sencillos, pero sumamente eficaces para obtener esa ayudita extra tanto en el seno de la familia, en la relación amigos o en el trabajo.

Como ejemplo se expondrá una situación en la cual usted siente que va a perder el control y puede llegar a levantar la voz y decir cosas de las que después pueda arrepentirse, a su jefe, socio, amigo o familiar.

Ante esta situación imagine mentalmente que un rayo de color violeta sale de su propia frente cubriendo a su interlocutor tanto por fuera como por dentro, Hay que insistir en este pensamiento hasta envolverlo totalmente en el color violeta.

Si la situación persiste varios días coloque en un vaso de agua tres cucharaditas de miel y sumerja la foto de la persona en cuestión en el vaso y haga que permanezca en el fondo del recipiente, cubierta por el líquido.

Trucos fáciles

1) Cuando se encuentre con esa persona especial trate de encerrarla mentalmente en un círculo que habrá elaborado en su pensamiento con el movimiento igual a las agujas del reloj: de este modo la carga negativa de esa persona no lo/a alcanzar.

2) Como al descuido vierta sobre esa persona especial una gota de miel.

3) Colocar un poco de azúcar impalpable sobre la silla y en sillón en el que se sienta habitualmente.

De seguir estas indicaciones paso a paso y aunque la otra parte está atravesando situaciones difíciles que lo/s irriten, usted no será blanco de sus agresiones y la o lo verán como un remanso de paz y encontrarán felicidad en su compañía que tanta falta hace.

Para revertir enojos

Los pañuelos en todos los tiempos han tenido una magia especial, según las tradiciones orales poseen la esencia personal de sus dueños.

De allí se explica que las brujas de todas las épocas hayan valorado mucho a los pañuelos para todo tipo de conjuros. Para lograrlo el efecto deseado debe reunir ciertas condiciones:

a) asegurarse de que el pañuelo pertenezca a la persona en cuestión.

b) guardarlo en un lugar muy personal bien cuidado y limpio

c) sin darlo ni prestarlo jamás a otra persona.

d) no lo olvide nunca. Ni cuando se va de viajes, para mantener la buena relación.

Cuando tenga que reforzar el magnetismo personal, ponga tres terrones de azúcar dentro del pañuelo y átelo por las cuatro puntas, Así no se producirán desencuentros, malos entendidos ni altercados.

Es bueno tener presente que los pañuelos nunca deben regalarse ya que significa que se están anunciando lágrimas y peleas.

El influjo mágico incluye no sólo a los pañuelos de mano sino a los de cuello.

Hechizos para acertar en los juegos de azar

Para lograr un encantamiento, hechizo o como prefiera llamarlo que ayude en los juegos de azar, debe tener un pañuelo propio que sea rojo o que tenga algo rojo.

Lávelo y plánchelo bien, déjelo bajo la almohada durante tres días, antes de irse a acostar se deberá pensar en el número de lotería que quisiera jugar.

Hay que tratar de dormirse con el pensamiento positivo de lograr lo que se pretende.

Al tercer día al levantarse debe echar unos granos de sal gruesa y anudar el pañuelo por las cuatro puntas.

Luego llévelo en la cartera o en el bolsillo en donde esté el dinero destinado a jugar o apostar.

Tome un puñado de sal gruesa que arrojará por sobre el hombro en el primer árbol que encuentra en su camino al ir a hacer la apuesta y verá los buenos resultados.

 

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados