El empresario ruso Roman Abramovich y dos enviados ucranianos que participaron en negociaciones desarrollaron síntomas de un posible envenenamiento.

El empresario ruso Roman Abramovich y dos negociadores de paz ucranianos evidenciaron síntomas de haber sido envenenados después de una reunión en Kiev a principios de este mes, según explicaron "fuentes familiarizadas con el asunto", en declaraciones al diario Wall Street Journal.

Después de una reunión en la capital ucraniana, Abramovich, que ha viajado entre Moscú, Leópolis y otros lugares de negociación, así como al menos dos miembros de alto nivel del equipo ucraniano, desarrollaron síntomas que incluían "ojos rojos, lagrimeo constante y doloroso y descamación de la piel en la cara y las manos".

Tanto el oligarca como los negociadores de paz culpan del presunto ataque a los intransigentes de Moscú que, según dijeron, querían sabotear las conversaciones para poner fin a la guerra. Una persona cercana al magnate afirmó, no obstante, que no estaba claro quién había atacado al grupo.

ADEMÁS: Zelenski a Rusia: "Deben retirar las tropas si quiere que renunciemos a la OTAN"

Abramovich y los negociadores ucranianos, que incluyen al legislador tártaro de Crimea Rustem Umerov, han mejorado desde entonces y "sus vidas no corren peligro", según explicaron estas mismas fuentes.

En tanto el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenskyi, quien se reunió con Abramovich, no se vio afectado, se informó. Los expertos occidentales que investigaron el incidente aseguraron que era difícil determinar si los síntomas fueron causados por un agente químico o biológico o por algún tipo de ataque de radiación electromagnética.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados