La información fue difundida por el multimedio O Globo. Los dueños del gigante frigorífico JBS filmaron al presidente brasilero apoyando el pago de coimas a un diputado.

El presidente Michel Temer fue grabado por los dueños del mayor frigorífico el mundo, JBS Friboi, dando su aval para comprar el silencio del detenido ex diputado Eduardo Cunha, un cercano aliado y considerado el motor y cerebro del juicio político que destituyó de la jefatura del Estado a Dilma Rousseff, según la Red Globo de TV.

También la edición online del diario O Globo publicó que el ex candidato presidencial derrotado en 2014 Aécio Neves, un senador aliado de Temer, le pidió unos 600 mil dólares a los dueños de JBS para pagar su defensa en la Operación Lava Jato, una transacción que se hizo y fue filmada.

El nuevo escándalo revelado O Globo involucra a nuevos delatores en el megaescándalo de corrupción que socava el sistema político de Brasil, los hermanos Joesley y Wesley Batista, dueños del mayor frigorífico del mundo y que sirvieron de “carnada” para Temer y Neves en filmaciones controladas por la fiscalía y la policía federal.

En una de las conversaciones, según las filmaciones de marzo pasado en poder de la Fiscalía General de la República citadas por O Globo, Temer es informado por Wesley Batista que le estaba pagando a Cunha y al lobista Lucio Funaro, presos en la Operación Lava Jato, para que permanezcan callados y no entreguen a nadie.

Joesley Batista entregó a la corte suprema la grabación, en la cual también consta que Temer negoció la entrega de 500 mil reales, unos 150 mil dólares, en concepto de coima para resolver asuntos del gigante JBS con el Estado.

Michel Temer en medio de un escándalo

Aparecen en esta nota: